Fútbol

La solidez le da al Sporting un premio menor en Huesca

Los rojiblancos acumulan la sexta jornada sin ganar pero gracias al buen trabajo defensivo se traen un punto más de su visita a El Alcoraz (0-0)

Una disputa aérea en el Huesca-Sporting. / LaLiga

Ya advirtió Abelardo en la previa del partido de que nadie esperase mucho espectáculo en el Huesca-Sporting. Lo clavó. El partido fue soporífero y de él se pueden rescatar el punto sumado y la solvencia defensiva de un Sporting que, esta vez, no cometió ningún error de esos de bulto que le han costado serios disgustos en las últimas jornadas. 'Pichu' Cuéllar, al que Abelardo devolvió a la titularidad en una decisión que estaba latente desde hace tiempo, apenas tuvo trabajo ante la buena labor colectiva de sus compañeros, con Insua como baluarte de la defensa. El partido fue trabado, feo y hasta bronco por momentos, con alguna fase de dominio del equipo gijonés y apenas un par de ocasiones de gol para los rojiblancos; pocas aunque más que su rival, que solo tuvo un lanzamiento al larguero en todo el encuentro. Así que el Sporting sigue sumando ,aunque sea poco. Son seis partidos seguidos sin ganar, si bien de todos ellos solo uno lo perdió.

Recibe la newsletter diaria de SER Gijón
La información que necesitas conocer para empezar la jornada

Apúntate

Como a perro flaco todo son pulgas, el día que Abelardo recuperaba efectivos un traicionero virus gástrico se coló en el autobús del Sporting, condicionando los planes del técnico, que no pudo apostar por Pedro Díaz como titular y debió mantener en el campo a los incansables Rivera y Zarfino. Ambos fueron claves también en la sobriedad rojiblanca en El Alcoraz.

El partido no tuvo un dueño definido, aunque sí fases de dominio del Sporting, que no supo aprovecharlas para marcar. Esta vez fue Aitor García quien desperdició la más clara: un disparo desde la frontal que le salió demasiado centrado y que Andrés Fernández pudo abortar sin grandes problemas.

En la segunda mitad, aún más trabada, el Sporting tuvo algunas llegadas peligrosas: la más clara la tuvo Zarfino, que tras un gran control decidió mal ante el portero y, por no confiar en su pierna izquierda, la envió alta. Blasco sacó un disparo que se iba dentro, Otero tuvo otra ocasión y un centro envenenado de Guille Rosas no encontró rematador, por lo que el Sporting sumó otro punto que no le saca de pobre ni le permite romper su mala racha, pero que si aislamos del contexto y lo valoramos como un punto fuera de casa, en un campo donde hace meses que no gana ningún visitante, no es tan malo. La cuestión es que el Sporting necesita empezar a ganar porque sumando punto a punto la situación se va a complicar.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad