Fútbol

El Sporting se borra de la Copa

Pésimo debut de Miguel Ángel Ramírez, vapuleado por el Valencia de Gattuso (0-4)

GIJÓN, 18/01/2023.- El delantero uruguayo del Valencia, Edinson Cavani, celebra tras marcar el 0-3 durante el encuentro de octavos de final de Copa del Rey entre Sporting de Gijón y Valencia CF, este miércoles en el Estadio El Molión, en Gijón. EFE/ Eloy Alonso / Eloy Alonso EFE

Gijón

El mundo es para los valientes, pensaría Miguel Ángel Ramírez para afrontar su debut en el banquillo del Sporting, sin tener en cuenta que también el cementerio está lleno de ellos. La Copa del Rey es más o menos anecdótica, pero el 0-4 y sobre todo la falta de competitividad del Sporting no ayudan a afrontar con optimismo la remontada. Nadie le pedía al Sporting ganarle al Valencia; sí le exigía, al menos, no hacer el ridículo. Las alarmas siguen encendidas.

Recibe la newsletter diaria de SER Gijón
La información que necesitas conocer para empezar la jornada

Apúntate

No quiso el nuevo entrenador del Sporting quedar con fama de amarrategui en su estreno. Así que salió a tumba abierta, con un 4-3-3 en el que destacaba la continuidad de Gragera en el centro de la defensa, el regreso de Queipo a la banda izquierda y la titularidad de Uros Djurdjevic, que estuvo en su línea habitual de esta temporada: sin aportar nada.

No fue la excepción: el equipo fue una caricatura, un pelele a manos de un rival que todo el mundo sabía superior pero que no encontró rival. Cada llegada era un gol: a los veinte minutos el Valencia ya ganaba 0-2, con tantos de los irrefrenables Cavani y Kluivert. Contaron, ambos, con la colaboración de una defensa que llegó a dejarse rematar tres veces a puerta dentro del área en la misma jugada. El segundo tanto valencianista llegó en un contragolpe de manual: con el Sporting volcado pero sin guardarse las espaldas. Definitivamente, la valentía no siempre es una virtud.

Tuvo el Sporting una sola ocasión para meterse en el partido, pero Djuka falló un mano a mano de esos que un buen delantero no puede desperdiciar. De haberlo metido, el Sporting se hubiera puesto 1-2, pero ya no hubo más partido. Cavani marcó el tercero antes del descanso.

Tarde, el nuevo entrenador del Sporting intentó frenar la sangría. Al descanso retiró a Queipo, dio entrada a Cali Izquierdoz y pasó a defensa de tres centrales, como venía haciendo Abelardo. No sirvió para nada: el Sporting siguió encajando goles y solo alguna parada de Diego Mariño (que empezó muy mal pero acabó siendo protagonista) evitó una goleada mayor. La solución del entrenador rojiblanco fue acumular delanteros en busca del gol del honor. El Sporting acabó jugando con algo parecido a un 5-2-3.

La eliminación de la Copa es el menor de los problemas del Sporting. Pero el baño y las sensaciones no ayudan a afrontar dos finalísimas ligueras en El Molinón.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad