Sociedad

Asturias podría albergar 27 plantas de biometano con residuos ganaderos, según un estudio de la Asociación Española del Gas

Los equipamientos movilizarían inversiones por 364 millones, el equivalente a un 1,69% del PIB de la comunidad en 2020

Otros sustratos con potencial de generación de biometano son la biomasa forestal residual y los cultivos intermedios / dusan petkovic

Asturias podría albergar 27 plantas de biometano si aprovechara los residuos ganaderos lo que movilizaría una inversión de 364 millones y generaría 224 puestos de trabajo directos y 330 indirectos asociados a la operación dado que cuenta con el 6% de las cabezas de vacuno de España, según el informe 'Estudio de la capacidad de producción de biometano en España'. El documento ha sido realizado por la Asociación Española del Gas (SEDIGAS) en colaboración con PwC y la consultora Biovic, Asturias tiene un gran potencial para albergar plantas de biometano, que ha adquirido una gran relevancia como fuente de energía verde en la transición energética especialmente desde el comienzo de la crisis de precios y de suministro derivado de la invasión rusa en Ucrania.

Recibe la newsletter diaria de SER Gijón
La información que necesitas conocer para empezar la jornada

Apúntate

La producción de leche es una de las actividades más importantes de Asturias, de donde procede el 7,7% de la leche que se consume en todo el país, lo que explica que las deyecciones de los animales representan el 45% del potencial de generación de biometano en Asturias. Una de las principales conclusiones de este estudio es que las 27 plantas de biometano que podrían crearse con los residuos generados por la industria ganadera se traduciría en un potencial de 1,3 TWh/año (tetravarios) con el que se podría abastecer el 9,3% de la demanda de gas natural del Principado.

Varias instalaciones, 1'69% PIB

El informe identifica tres tipos de instalaciones con potencial de implementación en la región: 23 plantas de obtención de biometano a partir de residuos agroalimentarios, ganaderos, agrícolas y lodos de EDAR (estación depuradora de aguas residuales), dos instalaciones a partir de la gasificación de la biomasa forestal residual y otras dos con los residuos generados por los cultivos intermedios. En Gijón y Oviedo se concentraría el mayor potencial de producción de biometano, con 189 y 152 GWh/año, respectivamente ya que disponen de residuo agroalimentario y urbano, además del ganadero, mientras que en Cangas de Narcea y Luarca los residuos ganaderos generados supondrían un potencial de 112 GWh/año (gigavatios) y 100 GWh/año, respectivamente.

Estas plantas movilizarían inversiones por 364 millones, el equivalente a un 1,69% del PIB de la región en 2020, a la que se añadirían 26,9 millones para conectar las plantas a las redes de gas ya existentes lo que, a juicio de Sedigas, sería un grado de inversión que se vería favorecido por la ubicación del 92,59% de las plantas en municipios en los que existe red de gas. Además, se crearían 224 puestos de trabajo directos y 330 indirectos asociados a la operación de las plantas, así como 405 empleos directos y 5.400 indirectos asociados a la construcción.

Otros sustratos con potencial de generación de biometano son la biomasa forestal residual y los cultivos intermedios, que, en caso de desarrollarse, podrían generar 141 y 102 GWh/año de biometano y los vertederos también podrían generar hasta 181 GWh/año a partir de la depuración de su biogás, lo que supondría un 14% del potencial total. Según el presidente de Sedigas, Joan Batalla, el informe pone de manifiesto la oportunidad de Asturias de apostar por los gases renovables y especialmente el biometano, "como una solución verde y eficiente en costes para avanzar en la descarbonización" ya que su desarrollo está íntimamente ligado al mundo rural y los residuos ganaderos y agrícolas son una de las principales materias primas para su producción.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00