Sociedad

RENFE adiestra ya a los maquinistas que conducirán los trenes más rápidos en la variante de Pajares

Los sindicatos ferroviarios consideran que la variante de Villabona es clave para mejorar los tiempos de viaje en el centro de la región

El ministro de Transportes, Óscar Puente participó el mes pasado en uno de los viajes de prueba de los nuevos trenes en el trayecto Madrid-Vigo, donde fue recibido por el alcalde de la localidad gallega, Abel Caballero y por el candidato a la Xunta, José Ramón Gómez Besteiro (i). EFE / Salvador Sas / Salvador Sas EFE

Oviedo

Renfe ha iniciado este lunes la formación en Asturias de los maquinistas y el personal de intervención que se hará cargo de los nuevos trenes Avril que tiene previsto utilizar antes de que acabe el mes de marzo para el servicio AVE a través de la variante de Pajares. Este personal es el que se encargará de los nuevos trenes S106, fabricados por Talgo, que actualmente están superando las pruebas de homologación para empezar de inmediato a prestar servicio. El compromiso de Renfe es que lo hagan durante el próximo mes de marzo.

Son 35 maquinistas los que van a quedar habilitados tras un proceso de formación de entre dos y tres semanas, perfectamente ajustado a los plazos en los que Renfe se ha comprometido a tener los tres en servicio en marzo. El presidente en funciones del Comité de Empresa de Renfe, Francisco Barros, dice que este proceso de formación está perfectamente en plazo y que no presenta especiales complicaciones para un personal ya altamente cualificado.

Ocurre esto el día en que sabemos también que el Ministerio de Transportes tiene previsto reactivar tras 18 años el proyecto de la variante de Villabona, que deberá acortar los tiempos entre Oviedo, Gijón y Avilés. Es una obra que los sindicatos ferroviarios siempre han considerado clave para mejorar todo el tráfico ferroviario, porque por allí pasan todos los trenes. No solo aportaría una mayor velocidad sino también mayor fluidez. No obstante, esa es una obra con plazos todavía muy largos, si se tiene en cuenta que se haría después del Tratamiento Integral de la Línea que tiene un plazo de ejecución de no menos de 48 meses, como recuerda Luis Blanco, secretario de Transporte Público de UGT de Asturias. La variante de Villabona acortará los tiempos de los Cercanías de manera importante, pero también reducirá la duración de los trayectos de larga distancia entre Avilés y Gijón y Madrid.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00