Fútbol

1-2. El Real Valladolid se gusta, pero acaba pidiendo la hora en Can Misses

Un gol de Cristian Herrera hizo creer al Ibiza en el tramo final del encuentro

Herrera haciendo el gol del Ibiza en una imagen de la Liga SmarBank / redacion

Ibiza

El Real Valladolid llega con opciones de ascenso directo a Primera División a la última jornada de la Liga SmartBank después de hacer lo que ningún equipo había logrado en la segunda vuelta del campeonato: ganar a la UD Ibiza en Can Misses. El equipo pucelano fue mejor en el cómputo global del choque, tuvo fases de juego brillante y generó ocasiones claras de gol. Pero, cuando tenía un marcador claro y dos tantos de ventaja, perdió el control encuentro en los últimos 20 minutos ante un rival que jugaba en inferioridad y que hizo sufrir de lo lindo al equipo de Pacheta. Y es que además de la calidad individual y del talento, a estas alturas de la temporada los nervios también aparecen y a los futbolistas del Valladolid les aparecieron todos los fantasmas, mientras que los locales derrocharon entusiasmo y una energía extra que les hizo pensar en el empate. No llegó el tanto de la igualada, pero los de Jémez se fueron a los vestuarios tras el pitido final con la sensación de que habían estado cerca de lograr su objetivo de mantener la imbatibilidad en casa tras el cambio de técnico.

Nada más darse el pitido inicial, el Valladolid encontró el gol. Una falta en la zona de tres cuartos la botó Nacho y el cañoero Weissman apareció solo en el punto de penalti para batir a Germán ante la pasividad de la defensa ibicenca. Toda la tensión que podían tener los visitantes desapareció de golpe. Aupados por Roque Mesa e Iván Sánchez en la zona de creación, el equipo vallisoletano se hizo amo y señor del partido ante un Ibiza que jugaba sin ningún futbolista de perfil defensivo en el medio campo y al que le costaba mucho recuperar el balón. En el primer cuarto de hora, el Valladolid generó tres ocasiones claras y estuvo a punto de dejar sentenciado el choque. Durante media hora solo existió un equipo en el campo, porque el Ibiza no tenía salida más allá de los escarceos de Miki Villar por banda derecha con centros que no encontraban rematador, Hubo que esperar al minuto 34 para ver un clara oportunidad local tras un buen pase al espacio de Guerrero que dejó a Herrera solo ante el portero Masip, pero su disparó con la zurda se marchó alto. Lo probó también Goldar en un saque de esquina con un cabezazo que se fue alto.

Y poco antes del descanso, Manu Molina, que había sido amonestado pocos minutos antes cazaba a Plata y veía la segunda amarilla para poner más cuesta arriba la remontada ibicenca. Plata estuvo cerca del segundo también con un remate que no encontró portería

Jémez optó por defensa de tres en el segundo acto, quitando a un lateral, Cifu, para poner a un central, Rubén y avanzando la posición del lateral Escobar. El Valladolid seguía mandando, con un par de avisos iniciales, aunque el Ibiza estuvo cerca del empate en un remate de Miki Villar con toda la portería a su favor que se marchó desviado.

Y en la otra área volvióa resolver Weissman a los 61 minutos tras una asistencia de Villa para batir a Germán a puerta vacía. Todo parecía sentenciado y Jémez sacó del campo a Javi Lara para que recibiera la ovación de la grada en su último partido en casa con la camiseta del Ibiza. El jugador andaluz se marchó llorando con la grada puesta en pie. Se fue también Ekain y entraron Appin y Davo que le dieron otro aire al Ibiza. El Valladolid ya no apretaba tanto y se vio sorprendido en una contra en la que Davo se coló por la banda derecha y su centro raso lo empujó al fondo de la portería Cristian Herrera.

De repente, otro partido. A los visitantes les aparecieron los nervios y el Ibiza se vino arriba.Appin daba más consistencia a la medular y robaba balones, Davo era una amenaza por la derecha y el baló empezó a merodear el área visitante. Entró en el campo también Morillas, otro que se despedía de la afición y la grada empezó a apretar soñando con la igualada. Los visitantes tuvieron un par de sustos, con un lanzamiento postreo que pudo acabar blocando Masip No hubo tiempo para más. El Valladolid sigue en la lucha por el ascenso directo y el Ibiza mantuvo su orgullo de equipo competitivo en casa.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad