Actualidad

Casi el 100% de los médicos de Primaria pitiusos reclaman en un escrito a Salud medidas para paliar la presión de trabajo

Insisten en la presión de las plantillas en Ibiza y Formentera

Imagen de archivo de un paciente con su médico / Cadena SER

Ibiza

Los representantes en Ibiza del sindicato médico, Simebal, han denunciado que también en las Pitiusas hay carencias en Atención Primaria y le han puesto cifras, harían falta una treintena más de facultativos para evitar la saturación que viven en los Centros de Salud.

El portavoz de Simebal, Carlos Rodríguez, ha explicado que han presentado, al igual que lo hicieron sus compañeros de Mallorca, una carta en la que exigen a la consellería de Salud que adopte las medidas oportunas para garantizar una cobertura sanitaria de calidad, un documento, ha asegurado, que han apoyado con sus firmas 69 de los 72 médicos de primaria, a los que se han sumado 11 residentes y tres pediatras de la plantilla de los centros de salud Ibiza y Formentera.

En cuanto a las necesidades de personal, ha reiterado que de los 30 que se necesitarían hay ocho que deben comenzar a trabajar en septiembre, así que si finalmente se incorporan el mes próximo aún harían falta más de una veintena para paliar el déficit en las plantillas de los centros de salud.

Desde Simebal vuelven a recordar la presión de los médicos, ya que si la media en España no llega a las 1.400 tarjetas sanitarias por facultativo, aquí se sobrepasan las 2.200.

Entre sus reivindicaciones, entre otras, también hablan de fidelizar a los médicos residentes para que puedan quedarse tras su formación en la isla. También atender a un máximo de 25 consultas por jornada. Asimismo, reclaman más trasparencia y que se publiquen las listas de espera de Primaria y especialidades semanalmente.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad