Tribunales

GxF dice que el caso Punta Prima es un ejemplo de "utilización perversa de la justicia para hacer daño"

La Formación Insular reprocha al resto de partidos de la isla "las acusaciones injustas y los silencios cómplices"

Gent per Formentera valora el fallo judicial / Cadena SER

Ibiza

La sentencia del caso Punta Prima, que absuelve al expresidente del Consell de Formentera, Jaume Ferrer y a tres miembros de su equipo de gobierno, Bartomeu Escandell, Sonia Cardona y Josep Mayans, que aprobaron en el año 2010 las Normas Subsidiarias de la isla es “clara, rigurosa y explícita".

Así lo ha destacado hoy Cardona, secretaria general de Gent Per Formentera, la formación a la que pertenecen las personas que se sentaron en el banquillo tras la querella interpuesta por el propietario del complejo turístico, Leo Stöeber.

Desde la formación insular se ha valorado hoy este fallo y se destaca que pone de relieve dos comportamientos. Por un lado, explicita que no hay ningún indicio de delito "ni se ha actuado de forma caprichosa o arbitraria por parte de los acusados, sino que las actuaciones se corresponden con una estricta aplicación de la normativa medioambiental que afecta a esa zona".

Pero además recalcan que es especialmente esclarecedora en cuanto al comportamiento del acusador, condenado a asumir las costas del procedimiento. Cardona dice que el victimismo esgrimido por Stöeber ha quedado del todo desmontado en la sentencia, que le condena al pago de las costas procesales por haber actuado de forma manifiestamente temeraria y haber producido "grave y prolongado perjuicio" a los acusados.

La secretaria general de Gent per Formentera afirma que "nos encontramos, por desgracia, ante un claro ejemplo de utilización perversa de la justicia con finalidades espurias, interesadas y con el único objetivo de hacer daño".

Agradecen desde el partido "el apoyo de la gente de nuestra isla, el apoyo de la militancia y de los simpatizantes", pero se muestran muy críticos con el resto de formaciones políticas de la isla, "lamentamos que haya sido aprovechado este procedimiento judicial para la lucha política en nuestra contra, por parte del resto de formaciones políticas de la isla, "unos con sus injustas acusaciones y otros cómplices con sus silencios". Claro reproche tanto al Partido Popular, que exigió dimisiones por este caso, como al PSOE, cuyos consellers también formaban parte del equipo de gobierno que aprobó las normas.

Califican este comportamiento de "política interesada, desleal y corta de miras que no ha hecho más que debilitar a las instituciones y abonan el descrédito político". Dejan claro que si hubiera casos similares con políticos de otras siglas, "nosotros les apoyaríamos".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad