La Ventana de BalearesLa Ventana de Baleares
Salud y bienestar

El bruxismo y su relación con los problemas de salud mental

Escucha la edición de Abriendo Ventanas con la psicóloga clínica, experta en EMDR, Mariona Fuster

Abriendo Ventanas con Mariona Fuster 7/12/22

Abriendo Ventanas con Mariona Fuster 7/12/22

07:15

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1670436696082/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Palma

Una vez al mes la psicóloga clínica Mariona Fuster se asoma a la Ventana de Baleares para explicarnos temas de salud mental que nos afectan a todos. En esta ocasión nos ha hablado del bruxismo, un trastorno nervioso que consiste en "apretar o rechinar los dientes" de forma inconsciente o involuntaria. "Las personas no suelen darse cuenta hasta que se lo dice otra persona o hasta que acude al dentista", indica nuestra especialista. Un estudio realizado por la Ruber de Madrid indica que se trata de un problema que puede llegar a afectar hasta a un 70% de la población, una cifra muy elevada, y más si se tiene en cuenta que normalmente se estima que la prevalencia del bruxismo es de en torno a un 20% de la población general.

La newsletter de Radio Mallorca
Recibe todas las noticias de Mallorca en tu correo

Suscríbete gratis

¿Qué es el bruxismo?

Se trata de un trastorno que consiste en apretar, crujir o rechinar los dientes de forma inconsciente. Se asocia generalmente a la noche, aunque hay personas que realizan esta acción también durante el día.

Según Fuster, en un 30% de los casos está relacionado con la alineación de los dientes, pero en un 70% o más tiene que ver con cuestiones relacionadas con la salud mental, "como el estrés, la ansiedad, los trastornos del sueño e incluso la depresión". Para la especialista, el estrés y el bruxismo están "absolutamente" relacionados, tanto en los casos negativos, cuando hay un conflicto o una frustración como en ese "estrés positivo" relacionado con cuestiones como la llegada de un hijo o la preparación de unas vacaciones o una boda.

Además de los dientes, con el bruxismo sufren muchas otras partes del cuerpo. "Puede causar tensión mandibular, dolor al morder, dolor de cabeza, cansancio, cervicalgias...", añade Fuster. Lo peor es que puede llegar a ser "la pesadilla que se muerde la cola" porque esas molestias pueden afectar también al sueño, con lo que se produce un círculo vicioso en el que se descansa peor.

Cómo abordar el bruxismo

Para la especialista, hay distintos niveles. El más "superficial" se acometería con las férulas de descarga que recomiendan los dentistas y que permiten proteger a las piezas dentales de ese continuo roce. También se puede acudir a un fisioterapeuta para tratar las consecuencias de esa tensión o recurrir a algún relajante muscular. Además, sería aconsejable reducir el consumo de sustancias estimulantes, como el alcohol y el tabaco, sobre todo en las horas previas al sueño.

"A veces hay que ir a la raíz del problema e identificar la fuente de estrés o trabajar en cómo afrontamos ese estrés. Pueden ser útiles métodos de relajación como el yoga, pero también plantearse acudir a un especialista que nos ayude. Ir al psicólogo, como ir al dentista, es una buena manera de cuidarse", añade Mariona Fuster en 'La Ventana de Baleares'.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad