Hora 14 BalearesHora 14 Baleares
Sociedad

El Ayuntamiento de Palma sancionó con 4.500 euros en 2020 a un empresario por reformas en la terraza del Medusa Beach Club

Urbanismo calificó de grave la infracción urbanística que, entre otras cosas, supuso la construcción de un forjado en la cubierta que el jueves se vino abajo dejando cuatro muertos

Cati Cladera (EFE)

El Ayuntamiento de Palma acordó sancionar con 4.500 euros a un empresario en 2020 por una infracción grave al ejecutar obras sin licencia en el edificio del Medusa Beach Club. El empresario multado es socio del propietario del club de playa que se derrumbó el pasado jueves dejando cuatro muertos. Un celador municipal constató infracciones urbanísticas en el edificio en tres visitas realizadas en el año 2013 al inmueble. El expediente sancionador llegó a la junta de la gerencia de Urbanismo siete años después, en marzo de 2020, cuando se aprobó la imposición de multas por el mismo importe a la propietaria del edificio y a la empresa constructora que llevó a cabo las obras. Durante ese pleno de la junta de la gerencia de urbanismo, PP y Vox se abstuvieron junto con Ciudadanos en la votación de la propuesta de sanción, que fue avalada por PSIB-PSOE, Podemos y Més.

Según el informe del celador municipal de abril de 2013 al que ha tenido acceso la Ser, los empresarios que explotaban el local, entonces como un restaurante mexicano, realizaron demoliciones parciales de la cubierta y construyeron un forjado. Además, en ese informe el celador también constata que se construyó una escalera de acceso a la cubierta, que el pasado jueves se vino abajo dejando cuatro personas fallecidas.

En un segundo informe dos meses después, el celador observa dos muros de obra de nueva ejecución que no están grafiados en la licencia y que se han adosado a las paredes vecinas. En un tercer informe en el mes de noviembre, el técnico municipal destaca la instalación de un quiosco de madera en la primera planta, con cubierta a una vertiente. También describe la construcción de una estructura a base de dos vigas maestras de 14 metros, que señala que se encuentra sustentada por los dos muros de obra denunciados en el anterior informe.

Urbanismo constató que no existía título habilitante para estas obras y calificó la infracción urbanística como grave, proponiendo la imposición de una sanción en su grado medio, con un resultado de 4.500 euros para la propietaria, el promotor y el constructor. El promotor sancionado es un ciudadano extranjero que junto con otros tres compatriotas gestionó durante años a través de una sociedad el inmueble, como restaurante mexicano y después como Medusa Beach Club. Además, es junto a sus otros tres socios administrador de otra empresa con varios restaurantes en la zona.

El inmueble que se vino abajo el pasado jueves dejando 4 muertos y 17 heridos fue construido como vivienda en 1972. En el catastro sólo figuran registradas la planta baja de 104 metros cuadrados y el sótano, pero no la primera planta que funcionaba como espacio para comer y beber.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00