Sociedad

Más de 220.000 trabajadores canarios están en exclusión social

La crisis sanitaria, ahora fundida con la crisis de sobrecostes, ha hecho que la tasa de empleados pobres en el Archipiélago vuelva a distanciarse de la media estatal

Camarero en cafetería / GETTY IMAGES

Santa Cruz de Tenerife

La crisis sanitaria, que ahora se funde con la crisis de sobrecostes derivada de la guerra de Putin, ha dado como resultado que la tasa de trabajadores en exclusión social de las islas se agudice respecto a la media estatal. Según la Fundación Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada (Foessa) de Cáritas, el Archipiélago cerró 2021 con más de 220.000 empleados en situación de precariedad. Según explica una de sus miembros, Marina Sánchez-Sierra, se trata de personas que, siendo las principales sustentadoras de su hogar, "además de la dimensión económica, como puede ser la exclusión en el consumo, se pueden ver afectados en otras dimensiones como no poder pagar una vivienda adecuada o no poder sufragar gastos escolares".

La incidencia de trabajadores en exclusión social se sitúa en el Archipiélago en el 18,5 por ciento, mientras que en el conjunto del Estado es del 15,1 por ciento. Al respecto, la técnica explica que "en esta crisis hemos visto que se vuelven a separar esas dos líneas de la media española y de Canarias". Esto indica "una afectación que está un poco por encima de la media nacional".

Asimismo, Foessa Cáritas reconoce que la inflación está afectando de forma directa sobre las personas empleadas en aspectos fundamentales como "la cesta de la compra o la posibilidad de desplazamientos en el automóvil propio". Sánchez-Sierra aclara en este sentido que "estamos viendo que las dificultades se están haciendo mayores, pero no solo las dificultades, también las preocupaciones".

No son las únicas cifras alarmantes que deja la Fundación. Y es que según su último balance, el 13,5 por ciento de los hogares sustentados por una persona trabajadora en Canarias sufre pobreza severa. Este mismo dato se reduce al 5,4 por ciento en el conjunto nacional. Además, prácticamente la mitad de ellos ha solicitado el Ingreso Mínimo Vital.

"Un verano caliente"

La precariedad laboral, no solo salarial, ha hecho que los sindicatos de las islas amenacen con iniciar grandes movilizaciones este verano. De hecho, ya han sido convocadas en sectores como el del comercio o el de servicios. El secretario general de UGT, Manuel Navarro, cree por tanto que el aumento de los sueldos es "fundamental" porque "vamos a volver a pagar los trabajadores de este país los platos rotos de esta inflación que, en definitiva, no es culpa de la clase trabajadora". El sindicalista también ha asegurado que buscan "forzar" a las patronales provinciales y regionales para modificar esas tablas salariales.

En respuesta a las denuncias de los representantes de los trabajadores, el presidente de la CEOE en Santa Cruz de Tenerife, Pedro Alfonso, ha aseverado que es "casi una frivolidad" acusar a la clase empresarial de pagar poco ya que "ni de los tres millones de parados que hay, todos están en el paro porque cobren poco, ni están porque quieran o porque no haya trabajo para ellos. El problema está muchas veces en la cualificación".

Asimismo, Alfonso advierte sobre los derroteros de la actual crisis apuntando a un otoño complejo: "Las personas que disponen de ahorro van a poder tirar de ellos para complementar la falta de renta que tienen por la subida de la inflación, pero los ahorros se gastan y llegará un momento en el que no pueda consumirse con cargo al ahorro. Se generará un conflicto porque los pocos créditos que haya van a ser bastante caros".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00