Sociedad

"Estoy harto de rogar agua": despedido en plena ola de calor tras pedir una botella de agua

El trabajador de una empresa distribuidora de bebidas ha sido despedido en Tenerife tras pedir dos veces un poco de agua a sus superiores en días de máximo calor. El encargado le dijo que tenía que esperar porque estaba haciendo algo más urgente. El trabajador acabó perdiendo los nervios y dando un portazo

Un trabajador de una empresa de mudanzas bebe agua para combatir el calor. EFE/Biel Aliño / Biel Aliño (EFE)

Tenerife

Un trabajador de la empresa Insular Canaria de Bebidas S.A. (Incabe), distribuidora de una conocida marca de cervezas en Canarias, ha sido despedido tras cometer una "falta muy grave". Se trata de un despido disciplinario ejecutado por la empresa Adecco Outsourcing, que gestiona el servicio de distribución de Incabe en Tenerife. El trabajador solicitó una botella de agua a su encargado, pero éste se la negó porque "estaba con otra cosa urgente", añadiendo que, "en cuanto pudiera le hacía el traspaso del agua". Este procedimiento implica registrar en el ordenador las botellas que son retiradas de la mercancía para ser entregadas a los trabajadores.

Despedido tras pedir una botella de agua

05:21

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1658389355211/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Al cabo de un rato sin tener más noticias sobre el agua ni sobre el encargado, el trabajador despedido decide quejarse al jefe de equipo, recriminándole que está "harto de la situación de tener que estar rogando agua". Ante esto, el jefe de equipo le responde que hay botellas disponibles en otra nave, y que si no quiere desplazarse hasta allí, tiene que esperar a que el jefe de almacén le de botellas de agua "a la salida", -es decir, al acabar el turno de trabajo-. Esta situación detona que el trabajador pierda los nervios, dirigiéndose al office y dándo un portazo. Según la carta de despido, desencajando la puerta y gritando, insultando y discutiendo con el jefe de almacén.

La empresa Adecco Outsourcing despidió a este trabajador tras una discusión detonada por decir que estaba harto de "estar rogando agua" a un superior / Cadena SER

La empresa califica la actitud del empleado como una "falta muy grave" causa de despido disciplinario, motivo por el cual perdió su trabajo en plena ola de calor. "El hecho, el incidente, el detonante de la carta de despido es que ha habido un conflicto derivado de que un trabajador ha pedido, reiterado y rogado, que le dieran agua. Y que la empresa sostenga que hay un protocolo para su concesión. El despido se produce tras no dar agua a un trabajador o por lo menos obstaculizar su acceso a la misma", explica Rosa García, abogada laboralista de la Unión General de Trabajadores (UGT). García sostiene que podríamos estar ante un despido improcedente o nulo.

La abogada de UGT recuerda que el Real Decreto 486/97 que establece disposiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo regula el derecho al agua de los trabajadores. "Los lugares de trabajo dispondrán de agua potable en cantidad suficiente y fácilmente accesible", explica Rosa. "El Real Decreto dice que el agua debe ser fácilmente accesible, esto es importante recalcarlo, porque en la carta de despido hay un protocolo para que un trabajador pueda acceder al agua", explica Rosa. Desde Adecco explican a la SER que el despido no se produjo en modo alguno por pedir agua, sino por la actitud violenta del trabajador que es causa de falta muy grave. Además, afirman que sus trabajadores siempre tienen agua disponible.

Entrevista a Margarita Ramos, catedrática de Derecho del Trabajo

07:26

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1658389539668/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

"Los trabajadores tienen que tener agua disponible accesible y a mano", explica Margarita Ramos, catedrática de derecho del trabajo de la Universidad de La Laguna

"Trabajar en almacenes con carretillas en verano hace aun más necesario tener a mano y de manera accesible algo tan elemental como el agua", explica Margarita Ramos. "La norma general, que en este caso es una disposición reglamentaria, establece que las empresas tienen que tener en los lugares de trabajo una serie de elementos disponibles para las personas que garanticen su seguridad y salud. Y uno de esos elementos es el agua", añade Ramos. "Las empresas tienen que cuidar la salud de las personas, no se puede continuar con este deterioro de las condiciones de trabajo", señala. Además, recuerda que las ofensas verbales en el trabajo no siempre son causa directa de despido. "Depende de su gravedad, ha matizado el Tribunal Supremo que las ofensas verbales hay que ponderarlas en función del grado de presión al que estaba sometida la persona trabajadora en el momento de proferir esas ofensas", concluye.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad