Opinión

Mercadeo con las horas bajas

COMENTARIO CASTAÑEDA 24 NOVIEMBRE

02:43

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669277467691/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Santa Cruz de Tenerife

Ya saben ustedes del rechazo personal que siento cuando los políticos pensando en el rédito electoral, aprovechan para hacerse la foto con un grupo de desempleados detrás, los cuales retornan al mercado laboral gracias a un curso formativo dependiente de tal o cual administración. Mercantilizar con los que viven horas bajas me parece deleznable.

Otro tanto de lo mismo me produce esa foto en la que un representante público aparece entregándoles las llaves de una vivienda pública a una familia… cosas como éstas me recuerdan a aquellos tiempos en los que se escuchaba el eslogan de "en Navidad siente un pobre a su mesa".

Todo este revoltillo circula por mi cabeza desde que ayer en los micrófonos de esta casa y con el respaldo de Cáritas, un centenar de personas gritaban a las puertas del Instituto Canario de la Vivienda: "No tenemos techo, pero tenemos derechos".

En Tenerife existen censadas 3.000 personas que se encuentran en exclusión residencial severa, es decir, que carecen de un techo como dios manda. la cifra por mucho que se quiera, no permite girar la cabeza para mirar hacia otro lado.

Esa es una fotografía triste en la que no aparece político alguno y cuyo padrinazgo lo ejerce Cáritas diocesana de Tenerife.

Hay fotografías dolorosas por la carga de pobreza que entrañan, pero existen otras fotos cargadas de amnesia. Ese es el caso de la fotografía en la que exultante aparece Ángel Víctor Torres con los directivos de Ryanair anunciando la reapertura de sus bases en Canarias.

En la foto en cuestión no estaba el largo centenar de trabajadores despedidos por esa compañía en canarias hace dos años aproximadamente, y que han ganado los procesos judiciales dirimidos hasta el momento.

Yo sabía aquello que decía Alfonso Guerra del que se mueve no sale en la foto, pero desconocía esa máxima que salió de la boca del presidente, que tras el exitoso retorno de la citada compañía afirmó "que hay días en los que nos marchamos más contentos a la cama".

Tras la cita presidencial, cabreados e insomnes me imagino a los trabajadores a los que la compañía echó a la calle, y que ahora presencian este "bienvenido mister Marshall" en boca del presidente de todos los canarios.

Como decía la canción:  tu retratito lo llevo en mi cartera".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad