Política

"Los precios son baratos": las aerolíneas niegan el encarecimiento de los billetes entre Canarias y la Península

Canarias y el Estado acuerdan implantar la Obligación de Servicio Público experimental en una ruta habitual

Avión de la compañía Islas Airways se dispone a despegar del aeropuerto de los Rodeos, en Tenerife, tras la reapertura del espacio aéreo.(EFE/Ramón de la Rocha)

Santa Cruz de Tenerife

Habrá una Obligación de Servicio Público (OSP) en una de las rutas habituales que conectan el Archipiélago con la Península. Esta posibilidad, que tiene como objetivo controlar el precio de los billetes aéreos y que lleva sobrevolando Canarias desde hace más de una década, será una realidad. Al menos, de forma experimental tal y como han acordado el Gobierno regional y el Gobierno central ante el encarecimiento constatado en los periodos festivos del año, tales como Navidad y verano.

Tras varias reuniones en Madrid, el consejero de Transportes, Sebastián Franquis, ha anunciado la puesta en marcha de esta medida. Se trata de un proyecto piloto a implantar en junio en una ruta todavía por definir. Y es que los informes del Ministerio de Transportes revelan que el 64 por ciento de los viajeros entre las Islas y la Península pagan menos de 117 euros por trayecto. Sin embargo, también se concluye que el encarecimiento sostenido en el tiempo de los billetes aéreos ya asciende al 20 por ciento. Al respecto, el ejecutivo canario reconoce que los incrementos se vienen produciendo desde que en 2018 entró en vigor la ampliación de la subvención a los residentes hasta al 75 por ciento. No obstante, asumen que este era un "efecto secundario" que estaba contemplado.

En la antena de Radio Club Tenerife, Franquis ha asegurado que el gran riesgo de la OSP es la pérdida de conectividad entre Canarias y el resto del Estado: "Es lo que no deseamos todos, lo que queremos es que en momentos del año en los que se produce un incremento de los precios, como se ha demostrado en Navidad o en verano, ahí poner límites". Es por ello que espera empezar a aplicar este mecanismo con el consenso de todos los actores involucrados.

En esta tesis, la de que el Archipiélago podría perder conectividad, también insiste la Asociación de Líneas Aéreas. Su presidente, Javier Gándara, ha llamado a las instituciones a valorar la implantación de la OSP ya que "lo primero que nos preguntamos es: ¿Qué problemas estamos intentando resolver? No vaya a ser peor el remedio que la enfermedad". En este sentido, ha sostenido que "nosotros defendemos, y parece que los datos nos dan la razón, es que los precios son baratos. Si, de media, un residente está pagando poco más de 30 euros, pues realmente parece que el sistema funciona. Si también nos fijamos en la conectividad, ahora mismo hay más de 50 rutas directas entre todas las islas Canarias y la Península".

Los consumidores piden claridad

La decisión adoptada por el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Transportes ha generado un tsunami de reacciones. Otra de las voces que se ha pronunciado es Rubén Sánchez, portavoz de FACUA-Consumidores en Acción. A su juicio, ambas instituciones debían haber anunciado ya qué limite se va a imponer a los billetes aéreos en la ruta sobre la que se va a aplicar la Obligación de Servicio Público.

"Una cosa es buscar una medida que puede ser interesante y otra cosa es que sea una incógnita, desde el primer minuto, el precio. Creo que cuando se anuncian este tipo de medidas, sobre la marcha habría que plantear también, si no el precio definitivo, sí un precio orientativo en el que esté trabajando la administración. Porque si no, vamos a tener siempre la incógnita de si va a ser un avance, positivo, o va ser algo que no nos resuelva ningún problema por la carestía que pueda tener el billete".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00