Opinión

El habla canaria se alonga en la RAE

Somos Nadie en La Ventana de Canarias

Somos nadie: El habla canaria se alonga en la RAE

Somos nadie: El habla canaria se alonga en la RAE

05:38

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1682269156030/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La filóloga canaria Dolores Corbella ingresó el pasado domingo 16 de abril en la Real Academia Española de la Lengua. Ocupará la silla D, en la que estaba vacante tras el fallecimiento de Francisco Rodríguez Adrados. Primera noticia positiva: una mujer en un espacio excesivamente ocupado por los hombres. Ocupará la D de desagallo, desinquieto, desalado, desamorable, desarretado, descamisada, deschavetado, desconchabarse, desflorillar, desmandarriarse, desperecido...

Más información

Estoy convencido de que la entrada en la Real Academia de la Lengua de Dolores Corbella, muy celebrada en Canarias, no ha sentado igual de bien en muchos sitios y sectores de la Península Ibérica. Desde las islas estábamos desagallados porque estos señores de la RAE, tan varones y tan peninsulares ellos, organizaran una descamisada pero no para quitar las camisas de las piñas de millo, sino para quitar el olor a hombres y a colonialismo que impregna una institución donde en 300 años de historia han entrado 485 hombres y 11 mujeres, una institución que debe cuidar y guardar un idioma que hablan más de 400 millones de personas en varios continentes y que, sin embargo, para entrar en el selecto club de la academia hasta hace apenas unos años era obligatorio residir en Madrid. Más de un académico con mentalidad de otros siglos, se habrá quedado deschavetado al enterarse que una mujer canaria entra en la Real Academia y, además, anuncia que seguirá viviendo en su isla, en Tenerife, aunque irá a Madrid a la celebración de las reuniones.

En su discurso de ingreso la catedrática de Filología Románica de la Universidad de La Laguna reivindicó el habla canaria, y dijo que el mar no ha sido frontera, sino puente con el continente americano, que nos ha traído y nos ha llevado palabras, y así se ha ido enriqueciendo el español, que así debe llamarse el idioma, y no el “castellano”, que hace alusión a una comunidad concreta donde se habla uno de los tipos de español.

En una entrevista en la CADENA SER en Canarias Dolores Corbella manifestó que entiende su ingreso en la RAE como un reconocimiento al habla canaria. La filóloga canaria recordaba que le gustan palabras como alongarse (“alongarse a La Ventana de la cadena SER”), magua o ‘mareta’, porque en esos charcos, que llaman maretas en algunas islas, ella se bañaba en su infancia en Tenerife. Y el mar estuvo presente en su discurso de 85 páginas. El mar como camino que une al pueblo canario con el latinoamericano. Reivindicó, como lo hizo Benito Pérez Galdós, el anterior canario que estuvo en la RAE, los términos panhispánicos, las palabras que nacen de nuestra vinculación a América.

Esperemos que este ingreso de Dolores Corbella, que ya tiene una acreditada trayectoria como lexicógrafa por su trabajo en las anteriores ediciones del Diccionario Histórico de Canarismos, dé sus frutos. Por lo pronto, anunció una nueva edición del Diccionario de Canarismos con más de 13 mil entradas. Ojalá desde la silla D de la Academia Dolores Corbella logre poner el valor el habla canaria, para comunicarnos usando canarismos y sin caer en ese uso del vosotros en el que muchos jóvenes caen pensando que así hablan “mejor”, desde un complejo del colonizado.

@juanglujan

Otros artículos en www.somosnadie.es

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00