Tribunales
Caso Jable

El "Caso Jable" continúa este lunes con las periciales

La exalcaldesa de la capital de Lanzarote, María Isabel Déniz, veía normal recibir regalos de empresas en la época en que tuvo el bastón de mando

María Isabel Déniz, exalcaldesa de Arrecife de Lanzarote, en el juicio del Caso Jable / EFE

Las Palmas de Gran Canaria

La que fuera alcaldesa de Arrecife (Lanzarote) entre los años 2000 y 2007, María Isabel Déniz, ha declarado este viernes ante la sala de la Audiencia de Las Palmas que la juzga por presuntos delitos de asociación ilítica y cohecho, entre otros, que veía "normal" recibir regalos de empresas con las que el Ayuntamiento tenía vinculaciones.

Déniz, una de las principales acusadas por la trama de la conocida como Operación Jable -última pieza separada por enjuiciar dentro del caso Unión-, ha respondido únicamente a las preguntas de su abogado en la segunda jornada del juicio en la que aparece como coacusada junto con otras diez personas, entre funcionarios del Consistorio, responsables de dos empresas y líderes políticos de la época, como Dimas Martín.

"En la época en que fui alcaldesa, era normal recibir ciertos regalos en determinadas fechas", ha defendido, si bien luego ha reconocido que, con el paso del tiempo, su percepción "ha cambiado" y ahora ve que estaba haciendo "algo malo".

Déniz dice haber abonado parte del valor de los regalos que recibió de empresas -en el presente caso se enjuician dádivas de las mercantiles Tecmed, después Urbaser, y FCC- para "reparar un poco el daño" que había hecho y reconoce que no estaba bien, mostrándose a su vez "arrepentida".

Entre esos regalos con la que la obsequiaron, ha detallado fulares, pasminas, bolsos o invitaciones a eventos culturales y deportivos, entre ellos entradas al palco del Santiago Bernabéu.

En cambio, niega haber recibido presentes destacados en la acusación del fiscal Anticorrupción, Javier Ródenas, como son un reloj Rólex o un mueble de diseño valorado en 1.200 euros.

"El señor Jacinto (Álvarez, delegado de Urbaser en Lanzarote y también acusado) puede decir lo que quiera, y todos sabemos lo que hacía ese señor, comprar regalos a sus familiares y cargarlos a los políticos", ha alegado.

Además, ha negado haber tenido algún tipo de "trato preferente" con las empresas que se presentaban a contratos públicos del Ayuntamiento, que le hayan entregado sobre o cantidades de dinero en efectivo, y que un viaje a Tanzania que hizo "por motivos personales" haya sido costeado por Tecmed.

En cuanto a otros viajes a Madrid costeados por esa misma empresa, y otro a Marruecos a cargo de FCC, ha admitido que los primeros se realizaron, pero que eran con motivo de jornadas de trabajo bajo sus funciones de alcaldesa.

Sobre el de Marruecos, en el que fue con varios familiares, ha matizado que "nunca" quiso aceptarlo como regalo, sobre todo porque no quería involucrar a sus allegados, por lo que intentó pagarlo.

"Mentiras inducidas"

Este viernes también ha declarado ante el tribunal, presidido por la magistrada Oscarina Naranjo, el que era secretario general del Ayuntamiento de Arrecife en el momento de los hechos, Felipe Fernández Camero, quien ha negado las acusaciones en su contra y que tuviera algo que ver con el amaño del contrato de Tecmed para la recogida de residuos sólidos urbanos en la capital lanzaroteña.

Sobre el testimonio que el miércoles ofreció otro de los acusados, el jefe de la Oficina Técnica Juan Rafael Arrocha, ha rechazado tajantemente todo lo referido a su participación en el amaño: "El jefe de la Oficina Técnica no dijo nada más que mentiras; mentiras inducidas, además".

Según Fernández Camero, para quien Fiscalía interesa penas que suman 11 años y medio de prisión, "no es posible revisar en un par de días" toda la documentación de las propuestas de las empresas para un contrato como el que es objeto de las presuntas irregularidades.

"Si Tecmed llegó a saber el contenido de las propuestas, supongo que lo pudo tener de cualquier manera sigilosa", ha aventurado, para luego afirmar que es "imposible" que obtuviera los datos de las plicas cerradas y protegidas.

Porque, ha agregado, "si se abren las plicas, se destruye todo lo que presentan las licitadoras, y eso no se puede sustituir".

En la sesión también fueron llamados a declarar el marido de la exalcaldesa y la mujer de Dimas Martín, para el fiscal partícipes a título lucrativo de los hechos que se enjuician, quienes se han acogido a su derecho a no declarar, mientras que Ródenas ha pedido que se leyera la declaración en instrucción de otro de los acusados, ya fallecido, Matías Curbelo.

El juicio proseguirá el lunes con las primeras testificales.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00