Opinión

Sobre el impacto del ‘caso mascarillas’ en Canarias

EL ENFOQUE 1 ABRIL

01:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1711969679382/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La Fiscalía Europea investiga ya hasta 24 contratos para el suministro y transporte de material sanitario durante la pandemia. Se trata de determinar si en esas adquisiciones del Gobierno de Ángel Víctor Torres, realizadas con fondos europeos, hubo malversación o prevaricación. No es un asunto menor: el montante total del dinero gastado en esos contratos roza los 32 millones de euros, y en todos se pagó un precio muy superior al de mercado.

Las cosas se hicieron muy mal, y ha sido de una enorme torpeza no reconocer desde el principio algo que es obvio para cualquiera. El Gobierno de Canarias estuvo demasiado pendiente de mantener contra viento y marea la idea absurda de que todo se hizo estupendamente, que nadie metió la pata (o la mano, que es bastante peor) y el silencio y el rechazo a admitir errores por parte de nuestros próceres florales –como es frecuente en política- ha resultado completamente irrentable e incluso contraproducente.

Nadie ha sido capaz de aclarar desde su antigua responsabilidad como miembro del Gobierno, por qué se compró a las empresas a las que se compró, y no me refiero sólo a las empresas recomendadas por Koldo que acabaron siendo elegidas por el Gobierno bis que –en realidad- era el comité que decidía todas y cada una de las compras. Me refiero también al colegueo de mesa y mantel con RR7 y sus mariachis, que se levantaron cuatro kilos por el morro, y nunca entregaron lo que se había pagado, ni devolvieron el dinero. Me refiero a esa pléyade de contratos en los que se recurrió al procedimiento de urgencia sin necesidad, o se produjo –al amparo del procedimiento de emergencia- un desmoche total de las garantías que contemplan las leyes, y que ni siquiera el procedimiento de emergencia permite saltarse por la jeta. Después, una vez consumado el estropicio de decenas de millones adjudicados sin garantías, lo que vimos fue el bloqueo del PSOE y de Nueva Canarias –los dos partidos que sostenían el Gobierno- al informe de la Audiencia de Cuentas sobre las compras, o a la creación de una comisión parlamentaria de investigación sobre las mascarillas. No es que resulte sospechoso. Es que deja muy claro que querían evitar que se removiera el asunto.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00