Sociedad

Las empresas eólicas lamentan que aún no haya "ni un solo parque eólico" en obras en Cantabria

Ponen de relieve que Cantabria "sigue a la cola" de España en desarrollo eólico, lo que a su juicio es "difícil de entender" en un contexto de subida de precios

Santander

La Asociación Eólica de Cantabria (AEC) ha lamentado que aún no haya "ni un solo parque eólico" en obras en la Comunidad Autónoma, cuando está a punto de acabar la legislatura, aunque ha reconocido los esfuerzo del Gobierno regional.

En este sentido, según ha informado la asociación, las empresas eólicas reconocen una mayor coordinación entre los distintos departamentos competentes en la administración autonómica, así como la apuesta decidida de las autoridades por el impulso de las renovables.

Sin embargo, ponen de relieve que Cantabria "sigue a la cola" de España en desarrollo eólico, lo que a su juicio es "difícil de entender" en un contexto de subida de precios por la dependencia de los combustibles fósiles y la dependencia de terceros países "no amigables".

Así lo ha señalado el presidente de la AEC, Agustín Valcarce, en un coloquio con los consejeros de Industria, Javier López Marcano; Desarrollo Rural, Guillermo Blanco; y Obras Públicas, José Luis Gochicoa, y el presidente de la Asociación Eólica de Galicia, Jose Manuel Pazo, tras la celebración de la asamblea anual de la asociación.

Según Valcarce, si Cantabria cumpliera con su propio Plan Energético Regional, que prevé una potencia eólica máxima de 700 MW, podría dar empleo a 500 personas y abastecer el 40% de la demanda eléctrica regional con fuentes renovables.

Además, los ayuntamientos con instalaciones eólicas recibirían más de 25 millones de euros en licencias de obras y una cantidad anual que supera los 3 millones de euros en concepto de impuestos y canon urbanístico, durante los más de 25 años que dura la explotación.

Del mismo modo se pondría en marcha una cadena de valor que, atendiendo solo a las empresas asociadas en la AEC, contribuiría al mantenimiento de 2.000 empleos en la región. Todo ello "sin ningún coste" para el contribuyente cántabro, ya que ningún promotor eólico de Cantabria ha pedido subvenciones públicas para sus proyectos.

Por su parte, el presidente de la Asociación Eólica de Galicia, donde se han implantado ya 5.500 MW frente a los 35 MW de Cantabria y la eólica está presente en un tercio de los municipios "donde está mayoritariamente aceptada", ha destacado que en Galicia está muy claro que el desarrollo de las renovables va a suponer la atracción de nuevas industrias que necesitan energía barata.

A su vez, López Marcano ha asegurado que "si no logramos sacar algún parque más, será nuestro fracaso" y se ha mostrado "absolutamente convencido" de que antes del 25 de enero la mayoría de los parques de tramitación regional recibirán su Declaración de Impacto Ambiental, la cual podrá ser condicionada, negativa o positiva.

El consejero ha vuelto a poner como ejemplo el desarrollo eólico del municipio de Soba, donde se encuentra el único parque eólico de Cantabria, y que ha aprovechado los ingresos que genera la instalación para desarrollar infraestructuras y proporcionar mejores servicios a los vecinos.

Por su parte, Blanco ha explicado que la Administración ha tenido que hacer frente a "un embudo" de solicitudes de tramitación propiciado por una decisión del Estado de asignar un marco temporal a la resolución de proyectos.

También ha lamentado que muchos representantes políticos de ayuntamientos y pedanías de la región, pero "adscritos a siglas con una fuerte implantación nacional", están oponiéndose sistemáticamente a los últimos trámites de ocupación de suelo para levantar los parques eólicos. Se trata de un problema añadido que ralentiza la tramitación, según ha denunciado el consejero.

Finalmente Gochicoa ha manifestado que el parque de El Escudo no va a tener muchos problemas por parte del Gobierno para pasar pronto a información pública y completar su trámite. Se trata del proyecto más avanzado, si bien reconoce que en una tierra con tanta "litigiosidad ambiental" podrá haber recursos.

En cualquier caso, el consejero confía en que la experiencia que está acumulando la Administración en este tipo de proyectos servirá de impulso para tramitar más rápidamente los siguientes proyectos.

En la asamblea también ha participado Silvia Gómez, presidenta del concejo abierto de La Costana, localidad de Campoo de Yuso afectada por proyectos eólicos. Se trata de la primera pedanía cántabra en votar favorablemente (más de un 95% de votos a favor) para solicitar la autorización de un parque en su territorio.

Ha afirmado que en los pueblos hay más gente a favor que en contra de los parques, "solo que no están todo el día con la pancarta". Según la representante vecinal, el miedo a los activistas, "que ni siquiera son de nuestros pueblos", no puede hacer que los trámites tarden tanto.

Ha destacado que los vecinos están expectantes por los proyectos de desarrollo social que pueden traer los promotores eólicos. En su comarca ya se ha puesto en marcha una experiencia piloto por la que la población infantil está recibiendo clases particulares de inglés sin moverse de su pueblo. "La despoblación rural se vence haciendo que la gente pueda vivir y trabajar en los pueblos", ha señalado.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad