JaraízJaraíz
Sociedad

Samuel Moraleda, presidente de la CHG: "Empeora la situación de los embalses que nos va a obligar a tomar medidas severas"

En Jaraíz, avanza que ya se está probando la tubería manchega tras su reparación, con agua que llegará a las Tablas de Daimiel

Jaraíz (10/09/2022)

Jaraíz (10/09/2022)

30:00

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/ser_castillalamancha_jaraiz_20220910_073000_080000/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Ciudad Real

Y aunque las previsiones indican que la lluvia llegará la próxima semana también a Castilla La Mancha, el presidente de la CHG ha reconocido en la SER, en nuestro programa de Agricultura "Jaraíz" que la situación en la mayoría de los embalses de la cuenca del Alto Guadiana es de emergencia o alerta por la escasez de recursos hídricos.

Describe una situación verdaderamente preocupante; la media de los volúmenes en la última década era de 180 hectómetros cúbicos y nos encontramos en apenas 60 hectómetros con pantanos "sin gota de agua", como el Vicario y el Vega del Jabalón y bajando el nivel en el resto, con niveles por debajo el 10% de su capacidad.

El embalse Vega del Jabalón, que abastece al Campo de Calatrava, prácticamente vacío / Confederación Hidrográfica del Guadiana

De hecho el último parte semanal del 5 de septiembre, recoge 64,4 hectómetros cúbicos, un volumen total del 16% de su capacidad. Hace un año acumulaban 80 hectómetros, el 20% de su capacidad. Es el Peñarroya el que presenta mejor estado: 30 hectómetros (60%) embalsados; seguido del Torre de Abraham con 13,2 hectómetros (7,2%); el Gasset con 11,3 hectómetros (29% de su capacidad gracias al trasvase que está recibiendo). El resto se mantienen por debajo del 10% de su capacidad. La Cabezuela con 3,5 hectómetros (8%).

De momento, Samuel Moraleda no se aventura a hablar de restricciones, sí de medidas severas, tanto en el uso agrícola como en el abastecimiento que se irán adoptando llegado el momento, insiste que "nuestra prioridad es el agua de boca".

Embalse de La Cabezuela. 2022 / Confederación Hidro

La tubería manchega en pruebas, con agua que llega a las Tablas de Daimiel

La situación más complicada sigue en el Campo de Calatrava, en emergencia desde hace más de 3 años y recurriendo al agua de pozos, con riesgo, asegura, en cantidad y calidad. Ya se está redactando el proyecto del ramal de la tubería manchega que llegará hasta la zona y que supondrá una garantía de futuro, también para la comarca de Ciudad Real.

El ramal principal estará operativo en febrero, una tubería construída desde hace más de 10 años, que está siendo reparada, también la potabilizadora que fue construída en su día y que ha sido objeto de actos vandálicos.

Moraleda explica que está en fase de pruebas con agua que desembocará en las Tablas de Daimiel 800 litros por segundo) donde se derivarán 3 hectómetros más. Una aportación que inundará más de 300 hectáreas, haciendo hincapié que la sequía también ha llevado a la desaparición de humedales en la región y a recurrir a este aporte extraordinario.

Tubería a la llanura manchega, cuyo ramal principal ya está en fase de pruebas / Confederación Hidrográfica del Guadiana

Gestión y uso más eficiente del agua por los efectos del cambio climático

El presidente de la Confederación reconoce que es evidente que estamos sufriendo los efectos del cambio climático, con el incremento de temperaturas, año tras año y la disminución de precipitaciones y por tanto la reducción de los recursos en los embalses, que en este año hidrológico ha contado con el 64% de aportación de la precipitación media. Algo que debe llevarnos, de cara al futuro, a hacer uso más eficiente del agua, también en la agricultura. No habrá más remedio que adaptarse a los recursos disponibles en cada momento. Reconoce el esfuerzo de los Ayuntamientos para mejorar las redes, para ahorrar lo máximo posible y evitar fugas y pérdidas, pero insiste el agua va a escasear.

Moraleda llamaba la atención también , en referencia a las masas de agua de subterráneas, sobre el descenso generalizado de los niveles en el conocido como Acuífero de La Mancha, desde 2014 ha ido cayendo en picado con pérdidas que la CHG estima en 1500 hectómetros cúbicos desde entonces; (para que se hagan una idea 10 veces el tamaño del pantano de La Torre de Abraham con capacidad para más de 180 hectómetros) pérdidas que también se han notado en el último año en todas las masas, la única que se ha salvado la de Consuegra Villacañas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad