Opinión

Estrellas y fuegos artificiales

La firma de opinión de la periodista, escritora y cronista oficial de la ciudad de Albacete, Rosa Villada

Rosa Villada / Radio Albacete

Estrellas y fuegos artificiales

02:58

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1665663301940/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Albacete

Hace un par de días vi en el diario El País una viñeta de El Roto, que me encantó. El dibujo mostraba, sobre un fondo negro estrellado, la siguiente frase: “Cuando se apagaron los fuegos artificiales, volvieron las estrellas”.

No estamos ahora en época de estrellas, sino de fuegos artificiales, que brillan mucho y tienen unas luces de colores muy atractivas, pero que se esfuman con la misma facilidad que han llegado.

En los últimos días la actualidad informativa, entre otras cosas, se ha centrado en temas económicos. Nos han hablado hasta la saciedad de presupuestos, de lo que crecerá la economía, y nos han bombardeado con términos como inflación, recesión, gasto público, IPC, cotizaciones a la Seguridad Social, PIB, Bolsa, mercados, precios, IRPF… y un largo etcétera.

Dinero, dinero, y más dinero, parece ser el título de la canción de este otoño, y de siempre, con la mirada puesta en las próximas convocatorias electorales. Ya lo dijo hace varios siglos Quevedo: “Poderoso caballero es don dinero”. El vil metal era actualidad en aquellos tiempos, y lo sigue siendo ahora. Siempre, con la intención de comprar voluntades, por no decir votos.

Tengo la impresión de que toda esa jerga económica que he reseñado, y con la que nos bombardean cada día, motiva muy poco a todas aquellas personas que hacen auténticos malabares para llegar a final de mes, o que no tienen más remedio que acudir a las colas del hambre para llevar comida a su casa.

Supongo que mucha gente contemplará esas palabras grandilocuentes, que tanto brillan y tanto prometen, como esos fuegos artificiales que parece que iluminan cuando estallan en el cielo, pero que se apagan enseguida y se quedan en humo. En nada. Palabras fugaces que se lleva el viento.

El dinero es necesario para vivir, por supuesto, pero también lo son otros valores menos perecederos y aún más imprescindibles en estos tiempos. Lástima que la propaganda oficial no repare en esos valores porque no pueden tocarse ni hacer inversiones económicas con ellos.

A ver si, cuando se apaguen los fuegos artificiales, si es que lo hacen algún día, podemos ver las estrellas, y servirnos de ellas como guías más seguras en nuestra vida.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad