Sociedad

Vuelven a detener al propietario de la empresa involucrada en el mayor alijo de marihuana de España

La Guardia Civil de Toledo lo ha arrestado en la sede de la empresa, en la Comunidad Valenciana

Imagen de la operación Jardines, que permitió incautar el mayor alijo de marihuana de España / Guardia Civil

Toledo

La Guardia Civil ha vuelto a detener a Francisco Gómez, propietario de la empresa E-Canna Farming, empresa dedicada al procesado de cáñamo. Se le acusa de un presunto delito contra la Salud Pública. Según ha sabido la Cadena SER, se trata de un nuevo operativo policial que lidera el Juzgado de Almagro (Ciudad Real). De momento es el único detenido en esta operación que se está desarrollando este miércoles.

Gómez estuvo involucrado en la Operación Jardines, que a principios de noviembre permitió incautar el mayor alijo de marihuana de España. La Benemérita acusa a este hombre de liderar una organización criminal dedicada al tráfico de marihuana. La Operación Jardines concluía con la incautación de 32.370,2 kilogramos de cogollos de marihuana, la mayor aprehensión de esta sustancia, no solo en España, sino a nivel internacional. Su equivalencia en plantas completas sería de aproximadamente 1.100.000 ejemplares.

Francisco Gómez se defiende en los micrófonos de la SER

Días después de salir en libertad después del primer arresto, Francisco Gómez, daba una entrevista en 'La Ventana de Castilla-La Mancha' donde defendía su inocencia. "Aquí no hay ningún entramado ilegal. Aquí hay una falta de rigurosidad de la Guardia Civil de Toledo", decía en los micrófonos de la SER, ante los que anunciaba acciones legales contra la Benemérita. "Si esto es una organización criminal, esto debería estar todo desmantelado" "Ahora mismo estoy desde mi despacho y todo es legal. Tengo un cargamento similar al que me han incautado y es todo legal", se defendía.

Así fue la Operación Jardines

La investigación comenzó con una inspección de la Guardia Civil en varias plantaciones de cáñamo industrial de Villacañas (Toledo). Los principales investigados poseían una empresa con la que adquirían las semillas. Una segunda, las transportaba y sembraba. Otra empresa se encargaba del cuidado, mantenimiento, recolecta y secado de los ejemplares, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Finalmente, la empresa inicial se encargaba de adquirir las plantas ya secas con los cogollos y las almacenaba en dos naves situadas en la provincia de Valencia. Desde ahí los detenidos procesaban el género, separando los cogollos y envasándolos al vacío en diferentes formatos para enviarlos tanto a lugares del territorio español como a países europeos, principalmente Suiza, Holanda, Alemania y Bélgica.

La segunda inspección tuvo lugar en la localidad de Almagro (Ciudad Real) durante el mes de octubre. Agentes de la UOPJ de Toledo descubrieron unas 37.000 plantas distribuidas en cuatro invernaderos y en proceso de secado. Las tres personas que se hallaban en el momento de la actuación fueron detenidas. En la nave, la Guardia Civil halla también cuatro toneladas de picadura de marihuana almacenadas en varias sacas. El destino de toda la mercancía eran los dos almacenes de Valencia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad