Hoy por Hoy CuencaHoy por Hoy Cuenca
Salud y bienestar

¿Tus hijos ven porno? Cómo les afecta y qué puedes hacer tú para ayudarles

Aumenta el consumo de pornografía en los últimos años y las familias se preocupan por cómo puede repercutir en la salud sexual de los adolescentes

¿Tus hijos ven porno? Cómo les afecta y qué puedes hacer tú para ayudarles

¿Tus hijos ven porno? Cómo les afecta y qué puedes hacer tú para ayudarles

13:42

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1673442258604/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Cuenca

¿Está normalizado el consumo de pornografía? ¿Cuál es la realidad del consumo en menores y jóvenes? ¿Qué efectos puede tener para su salud sexual una exposición precoz y abusiva? ¿Qué puede hacer la familia ante esta situación? Abordamos la preocupación por el aumento del consumo de pornografía entre adolescentes y respondemos a estas preguntas en la Escuela de Salud, el espacio que coordina Beatriz Hernández y que emitimos los miércoles cada quince días en Hoy por Hoy Cuenca, con el psicólogo José Luis García.

Para contestar a esas preguntas y asesorar a los padres, hemos recurrido a José Luis García, doctor en Psicología por la Universidad de Salamanca. Es también especialista en Sexología y ha trabajado como psicólogo clínico y sexólogo en el Gobierno de Navarra durante 36 años donde ha desarrollado tareas de prevención y promoción de la salud sexual, investigación, así como de consulta clínica, atendiendo a mujeres y hombres con disfunciones sexuales y problemas de relación en pareja.

Consumo de pornografía

El 41,5 % de los adolescentes de Castilla-La Mancha consumen pornografía de manera considerable. Así se desprende del estudio sobre Igualdad de género entre adolescentes en Castilla-La Mancha publicado por la Universidad de Alcalá de Henares en 2020 y que tomó como muestra una encuesta realizada el año anterior entre 1.840 estudiantes de 3º y 4º de la ESO de 60 centros educativos de esta región.

Cifras muy similares refleja el Plan Regional de Adicciones de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: durante el curso 2018/19, el 45,2 % de los estudiantes de entre 14 y 18 años habían visto a través de internet páginas solo para adultos (de violencia, de sexo, etc). “El 92% de los adultos españoles han visto porno en su adolescencia”, según el dato que aporta José Luis García. “El consumo está muy normalizado, los datos nos lo indican”.

Imagen de archivo de un hombre visitando páginas pornográficas / M-Production

Evolución del consumo

“Siempre ha habido estímulos sexuales, desde la Prehistoria, estímulos que les provoquen el deseo sexual, es una cuestión de supervivencia de la especie, ahí la biología también está presente”, explica este psicólogo. “La evolución sigue a la técnica: la fotografía, el cine e internet, que ha sido una revolución al meter el porno en todas las casas, es gratis, disponibilidad absoluta a cualquier hora, no hay ningún control… Todo son facilidades”.

“Los datos que tenemos nos indican que a los seis años ya empiezan a ver porno en el móvil de su padre o de su madre que también ver porno”, apunta García. “A los ocho años, con el regalo del smartphone por la comunión, es otra edad importante para acceder. Un niño con acceso al móvil, más tarde o más temprano se va a topar con el porno. A los doce años sabemos que entorno a un 40% de los niños ya ha visto porno y a los 16 es ya una mayoría”.

Atención a las redes sociales

Twitter está lleno de porno, Instagram es una red social que no debería ver ningún menor y que tiene un montón de enlaces a prostitución, pornografía… Tiktok, lo mismo”, advierte García. “Es muy fácil. Te descargas algo y te saltan pop-up, ventanas emergentes, que te saltan en el ordenador. Está muy generalizado”.

Redes sociales / GETTY IMAGES

Los efectos

¿Qué efectos puede tener para su salud sexual una exposición precoz y abusiva? “Preocupantes”, alerta este psicólogo. “Si solamente un anuncio de televisión de 20 segundos tiene ya efectos en las aptitudes y en las conductas de las personas que lo ven, cómo no lo va a tener en un cerebro inmaduro un montón de estímulos novedosos, súper excitantes, que llegan al cerebro y que provocan una excitación sexual. El porno se consume por la excitación sexual, probablemente la sensación más poderosa en el cuerpo humano desde su origen como especie”.

“Hay expertos que comparan el porno a la cocaína por los efectos tan poderosos de enganche. Si hay adicción, hay alteraciones neuronales, hay consumo mayor de prostitución, de drogas y alcohol, hay incremento de la actividad sexual más frecuente y con más parejas, hay una conducta irresponsable porque no se usa condones. En el porno no hay condones y los chavales crecen pensando que no pasa nada por no utilizarlo”, explica José Luis García.

La visión del hombre hacia la mujer

El porno altera la visión que la figura de la mujer respecto al hombre y de las relaciones sexuales. “El sometimiento, la vejación, la violencia sexual que se ejerce sobre la actriz”, apunta García, “a mí me parece que es un elemento sobre el que tenemos que reflexionar muy seriamente. Erotizar la violencia puede tener riesgos muy graves”.

MakeLoveNotPorn / Pixabay

Qué puede hacer la familia

“Hay que abordar el tema. Yo les digo a los padres con los que hago cursos, que se acuerden de con quién hablaban ellos de estos temas cuando eran adolescentes”, explica García. “Muchos dicen que con los amigos, que con los padres no podían. Eso sigue ocurriendo hoy aunque internet ha cambiado el tablero del juego. Hay que hablar, superar el miedo y la vergüenza a hablar de esos temas porque si no lo hacemos nosotros, otros lo van a hacer”.

Hacer la competencia al porno

Este psicólogo recomienda “aprovechar cualquier circunstancia, noticia, serie de televisión para tratar de trasmitir nuestro punto de vista, nuestros valores, información objetiva, científica, para contrarrestar la información que ellos van a tener del porno”.

Formación de los padres

“Internet nos ha pillado con el paso cambiado a todos los adultos y va a una velocidad endiablada”, dice este psicólogo, “pero tenemos que compensar ese efecto trasmitiéndoles otra visión de la sexualidad que sea positiva, que tenga que ver con la empatía, con el placer, con el bienestar, pero con el respeto y el mutua acuerdo. No puede ser que la primera experticia sexual de un adolescente sea violencia y que eso les acompañe toda la vida. Tenemos que decirles a nuestros hijos que la violencia es incompatible con la sexualidad. Hay que ofrecerles en casa un modelo de relación respetuosa, afectuosa, responder las preguntas de nuestros hijos de forma adecuada y, si no hay preguntas, provocarlas”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad