Tribunales

El acusado de intentar matar a cuatro personas dice que fue "en defensa propia" y la policía lo detuvo sin resistencia

Piden 36 años de cárcel para el cocinero chino que acuchilló en Albacete a sus compañeros

Albacete

En la última sesión del juicio en el que la Fiscalía mantiene su petición de 36 años de cárcel para el cocinero de un restaurante chino que apuñaló a cuatro de sus compañeros. Han declarado los forenses que recogen en el informe médico un posible trastorno delirante en el acusado, además de pensamientos de complot por su situación de salud. Así lo ha detallado el forense tras una sola entrevista con el acusado, y concluyen que el día de los hechos - todo indica a que- explotó por la situación que vivía durante los últimos meses.

La acusación particular eleva la pena de prisión a 40 años, mientras que la defensa solicita la absolución y se acoge a un trastorno mental del acusado.

El martes han testificado los policías que actuaron la tarde de los hechos, en calidad de testigos. Han manifestado que se encontraron una escena con "un reguero de sangre increíble", por todo el local, de la entrada hasta la cocina, al igual que las victimas, que fueron trasladadas al hospital.

El acusado se encontraba en el interior del restaurante, donde lo redujeron y fue detenido, aunque no se resistió. También encontraron los cuchillos empleados como arma. Así lo ha expresado el subinspector que asistió a posteriori al lugar de los hechos, aquel 26 de junio de 2021.

Este lunes comenzaba en la Audiencia Provincial de Albacete la primera sesión del juicio contra el cocinero que en junio del año pasado acuchilló a varios compañeros en un restaurante chino.

El acusado, en prisión provisional desde que sucedieron los hechos, ha negado que intentara matar a cuatro personas, aunque ha reconocido que tuvo que defenderse, por lo que dio alguna puñalada, accidentalmente. Acusa a una de las victimas de autolesionarse y de manipular las pruebas. Ha declarado con interprete, explicando que fue al restaurante con la intención de arreglar su situación laboral, llevando informes médicos.

Según el escrito del fiscal, los hechos tuvieron lugar cuando el acusado se dirigió a su jefa, con música fúnebre en su iPad, para recriminarle sus condiciones laborales y su estado de salud. El hombre intentó agredir con un cuchillo a la nuera de su jefa, que al intentar impedirlo resultó herida. También acuchilló al hijo de la mujer e hirió con un hacha a una camarera.

En la primera sesión también declararon su jefa, el hijo de ésta; la novia del joven y una camarera que también trabajaba en el restaurante de comida china. Las víctimas sufrieron lesiones por las que requirieron asistencia médica y que han dejado secuelas.

Este miércoles está previsto que concluya el juicio con las pruebas periciales.

El fiscal pide para él 36 años de cárcel por dos delitos de homicidio en grado de tentativa y otros dos de asesinato en grado de tentativa.

El abogado de la defensa insiste en la manipulación de los videos grabados por una de las victimas, y pone en duda las grabaciones de las cámaras de seguridad del local. Por su parte, el jefe de Homicidios de la Policía Nacional ha asegurado que se respetó la cadena de custodia de dichos videos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad