Sociedad

Los regantes de Albacete denuncian perder un 14% de acceso al agua con el nuevo Plan de cuenca del Júcar

Lamentan que estos recursos los usarán agricultores valencianos

El río Júcar en el entorno del palacio de los Gosálvez, entre Casas de Benítez y Villalgordo del Júcar. / Fernando Carreras (EcoExperience)

Los regantes de Albacete denuncian que el recién aprobado Plan hidrológico de cuenca del río Júcar supone la pérdida de un 14% del agua que tenían asignada, de unos recursos que podrán utilizar los regantes del sistema Júcar de Valencia.

El presidente de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental explica que desde 2016 a 2021 la pérdida es de 70 hectómetros cúbicos de agua. Y que el actual plan incluye una restricción de 24 hectómetros cúbicos de agua en el acuífero. Y que la segunda fase de sustitución de bombeos supone otra restricción del 64% respecto al agua que tenían asignada, 80 hectómetros cúbicos de agua.

Herminio Molina, que este miércoles ha presidido una reunión de la junta de gobierno de los regantes albaceteños, reconoce la importancia de cuidar los caudales ecológicos que propone el plan pero lamenta que las restricciones que les imponen a ellos supongan el acceso a más recursos hídricos para los regantes de Valencia.

Desde el Gobierno regional valoran “muy positivamente” estos planes hidrológicos. El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo dice que “ese real decreto recoge las aspiraciones, los anhelos” que tenía la región en materia de agua, que es “fundamental para la vida”.

Martínez Arroyo ha destacado que los planes hidrológicos “han tenido en cuenta los intereses de la España interior” y que “es la primera vez que esto sucede”. A su juicio, ha sido gracias a “toda la negociación técnica que se ha venido realizando en los últimos tres años”. Unos planes que “garantizan el futuro para todos y que son sostenibles”, ha explicado.

El consejero competente en materia de agua ha manifestado que “primero hay que garantizar el agua para beber y luego el resto de usos”, mientras que, respecto a los trasvases, debe tenerse en cuenta “la prioridad de la cuenca cedente frente a la cuenca receptora” y “las cuestiones medioambientales”, especialmente en una zona como Castilla-La Mancha donde la sequía “casi es permanente”.

Caudal ecológico río Tajo

Respecto al plan del río Tajo, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha confirmado que fija los caudales ecológicos en 8,65 metros cúbicos por segundo a su paso por Aranjuez en 2027, “que era la clave de la planificación hidrológica”. “Es un éxito sin precedentes en la planificación” que responde “a criterios técnicos” pero también “a las cinco sentencias del Supremo”, que obligaban a establecer a caudales ecológicos en el río y que no tendrán ningún tipo de condicionante, lo que supone “una noticia fundamental”. Además, se van a destinar unos 1.000 millones de euros de inversión en la mejora de la depuración de las aguas residuales de la Comunidad de Madrid, para que el río Jarama vierta al Tajo sus aguas depuradas. “

Agua para beber en La Mancha

En el Plan del río Guadiana, las mejoras tienen que ver, básicamente, con el acceso al agua para beber, gracias a los 50 hectómetros cúbicos con que cuenta Castilla-La Mancha. “Ahora mismo se está bebiendo de aguas subterráneas de muy mala calidad”, ha explicado el consejero, afirmando que “muchos meses no son potables” e incluso hay momentos “en los que no hay cantidad de agua suficiente”. En la comarca de La Mancha vive “una cuarta parte de los habitantes de la región”.

Sustitución de bombeos en el Júcar

En el caso del río Júcar, Martínez Arroyo ha destacado “la inversión más grande de la historia del regadío en Castilla-La Mancha”, que es la segunda fase de sustitución de bombeos en La Mancha Oriental, “de la cual se van a beneficiar 2.000 agricultores y cerca de 120.000 hectáreas” de cultivos. Se trata de una medida que es “buena desde el punto de vista de la calidad del agua, de la eficiencia del agua y de mejora ambiental”, que se traducirá en el aumento del nivel freático en las aguas subterráneas del río Júcar.

También se ha logrado una “reserva especial” en las masas de agua en buen estado en la comarca de La Manchuela. “Son 13,6 hectómetros cúbicos en el Júcar para los jóvenes que se incorporan al sector agrario”, ha indicado. Es la primera vez que sucede, gracias a una propuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Kiko Aznar

Periodista. Redactor de Radio Albacete Cadena SER desde 2006, donde realizo el programa Hoy por Hoy...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00