Sociedad

Las nuevas técnicas de reproducción asistida elevan la tasa de éxito y reducen las pérdidas

Hoy por Hoy Toledo emite una edición especial con motivo de las II Jornadas de Reproducción Asistida organizadas por HM Fertility Center en Toledo para analizar los últimos avances en la materia

Hoy por Hoy Toledo (Jornadas Reproducción Asistida) (17/02/2023)

Hoy por Hoy Toledo (Jornadas Reproducción Asistida) (17/02/2023)

40:00

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/ser_toledo_hoyporhoytoledo_20230217_122000_130000/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Toledo

Antes la reproducción asistida era un tema, como otros muchos, tabú. Además, tradicionalmente, la carga siempre estaba en la mujer: si una pareja no conseguía el embarazo, era ella la que no valía para esa tarea para la que se le había encomendado por el simple hecho de ser mujer. Afortunadamente ahora ya vamos hablando de una forma más corresponsable, también más sencilla. Se pregunta sin miedo y se tiene más información. Con ese objetivo, SER en Toledo ha emitido este viernes una edición especial de 'Hoy por Hoy Toledo' desde el Cigarral del Ángel con motivo de las II Jornadas de Reproducción Asistida, organizadas por HM Fertility Center y que, por primera vez, se puede seguir 'on line' a través de YouTube.

Las jornadas reúnen durante dos días a un centenar de ginecólogos y embriólogos de todo el país. Una especialidad, la reproducción asistida, que está y seguirá en auge y que, además, va de la mano de la investigación y de las nuevas tecnologías. "En esta edición se está debatiendo una nueva técnica genética que permite hacer una selección de los embriones en función de la calidad y el orden de esos embriones. Una técnica que ya estamos realizando en Toledo y que permite una mayor tasa de embarazo. Hay un progreso muy importante y ojalá podamos decir algún día que todas las parejas se embarazan y lo hacen a la primera", explica Marta Sánchez-Dehesa, ginecóloga y directora de HM Fertility Center.

La pandemia incrementa los tratamientos de reproducción asistida: las parejas priorizan

España es el segundo país con la natalidad más baja de toda la Unión Europea. La realidad es que tenemos hijos cada vez más tarde -la media de edad son 32 años para el primero, frente a los 29 de hace diez años- y también se tienen menos: la tasa de natalidad se sitúa en un 1,19, según datos del INE. Debido a una maternidad cada vez más tardía, muchas parejas en nuestro país se enfrentan al problema de la infertilidad, lo que ha incrementado la demanda de tratamientos de reproducción asistida. "Creo que las parejas priorizan y una prioridad es tener un hijo. La pandemia nos ha servido para ver que no podemos dejar la reproducción para más adelante. Nuestros pacientes siguen igual o incluso aumentan".

"Ha habido muchos avances en estos años, como la vitrificación, el diagnóstico genético-embrionario y muchas técnicas novedosas", destaca Sánchez-Dehesa. Varios mujeres que se han sometido a estos tratamientos de fertilidad han contado su experiencia en el programa. Aroa tiene 32 años y es de Fuensalida. Hace cuatro años su pareja y ella decidieron ser padres y tras mucho intentarlo no hubo forma. "El problema era de los dos y acudimos a la inseminación 'in vitro'. Volveríamos a hacerlo una y mil veces sin dudarlo", ha explicado. Como ella, María, que tras intentarlo un año y medio decidieron recurrir a un tratamiento. "Tenía endometriosis y adenomiosis. Ahora estoy embarazada de 16 semanas y fue impresionante. Me quedé sin palabras, me puse a llorar y no sabía qué decir", ha relatado.

Nasser Al Asmar, de Igenomix, y Yosu Franco, de Hospital Ruber Internacional

Nasser Al Asmar, de Igenomix, y Yosu Franco, de Hospital Ruber Internacional / Cadena SER

La inteligencia artificial para lograr un mayor éxito de los tratamientos y reducir las pérdidas

A la reproducción asistida ha llegado también el Big Data y expertos como Nasser Al Asmar, de Igenomix, o Yosu Franco, del Hospital Ruber Internacional, han hablado de su utilización. El estudio genético del embrión mediante nuevas tecnologías permite, por ejemplo, hacer tratamientos menos invasivos. "Actualmente se evitan más de un 90 por ciento de las amniocentesis simplemente haciendo un análisis no invasivo en el medio de cultivo para conocer la dotación cromosómica del embrión y ver cual es que el tiene mayor probabilidad de no dar lugar a un embarazado, por lo que queremos no es tener una paciente embarazada sino con un recién nacido vivo y sano en casa", ha subrayado Nasser Al Asmar.

Gracias a estas técnicas "minimizamos riesgos tratando de discernir qué embriones son cromosómicamente normales, y así reducir el tiempo de embarazo de la paciente y también la carga emocional de una mujer que se embaraza y que sufre un aborto", ha señalado Yosu Franco, del Hospital Ruber Internacional, que recuerda que las parejas que sufren una pérdida gestacional "sufren muchísimo" y que, mediante estas técnicas, se reduce esa posibilidad. Según Franco, "más de un 50 por ciento de las pérdidas gestacionales en el primer trimestre son debidas a anomalías cromosómicas y como esta parte la estamos atajando, atajamos también las posibilidades de está perdida gestacional".

La infertilidad no es solo cosa de mujeres: el factor masculino influye en un 50 % de los casos

Que la infertilidad es únicamente culpa de la mujer es una creencia que se ha ido desmoronando conforme a la sociedad -y la demostración científica- ha ido avanzando. A día de hoy, podemos saber que los varones pueden tener "un tercio" de la dificultad a la hora de reproducirse, "otro tercio" corresponde a la dificultad de las mujeres, y el último tercio "cuando hombre y mujer convergen y presentan dificultades juntos". Así lo ha explicado la embrióloga de HM Fertility Center, Elena Álvarez.

Los problemas más comunes en los varones se dividen en tres parámetros diferentes: la concentración (número), cómo se mueven y qué forma tienen. Además, puede haber otro tipo de dificultades "más difíciles de detectar" que son las moleculares. El espermatozoide puede tener su ADN dañado y no verlo, y "luego llevarnos sorpresas".

La fertilidad masculina tiene una relación estrecha con los buenos hábitos. Tener una vida activa, no fumar o no tener obesidad son piezas claves para tener un semen de buena calidad. También en mejorar la calidad del esperma se está trabajando en los laboratorios.

El foco durante mucho tiempo ha estado puesto en la mujer y en su responsabilidad. Ejemplo de ello, la farmacología. Por suerte, esto está cambiando. Sin ir más lejos, hace unos días conocíamos el avance de la pastilla anticonceptiva para el hombre que lo que pretende es que esos espermatozoides pierdan movimiento durante 24 horas y así, pierdan también su capacidad reproductiva. De momento se ha probado en animales y, para su aplicación en humanos, "habrá que esperar.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00