Sociedad

Mas de 3.400 incidencias en la cuenca del Tajo ha registrado el visor web de la Cátedra del Tajo

En el caso de Toledo el problema de los vertidos es el más recurrente: uno por kilómetro

Toledo

La Cátedra del Tajo UCLM-Soliss ha podido constatar una "degradación clara" en los ríos que transcurren por la cuenca del Tajo tras recoger 3.421 incidencias por actividades y usos del ser humano, por medio del proyecto InvesTajo que se ha desarrollado entre junio de 2022 y junio de 2023.

Uno de los investigadores de la Cátedra del Tajo UCLM-Soliss, Raúl Urquiaga, ha presentado en rueda de prensa los resultados y conclusiones del proyecto de ciencia ciudadana que ha recogido las incidencias negativas de los ríos de la cuenca del Tajo, en el que han participado 45 personas, en su gran mayoría miembros de colectivos medioambientales.

A través del proyecto InvesTajo, que cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia e Innovación, la ciudadanía ha podido recoger visualmente, a través de dispositivos móviles, los impactos que sufren todos los ríos de la cuenca del Tajo, que se ha volcado en un visor web de la Cátedra del Tajo que está a disposición de la sociedad: www.visorcatedradeltajo.org.

El sesgo madrileño es importante ya que el 82% de las incidencias reportadas se ubican en la comunidad de Madrid. Las casuísticas, eso sí, son comunes tanto río arriba como río abajo. Las mayoritarias: las que tienen que ver con actividades que se desarrollan a 100 metros a ambos lados del cauce como graveras, explotaciones agro ganaderas o plantaciones forestales. El 25% las representan presiones que alteran la calidad de las aguas con vertidos autorizados y no autorizados. Se incluyen aquí los residuos sólidos junto a zonas urbanas. Alteraciones morfológicas por presas y azudes, canalizaciones y barreras en la orilla para proteger actividades frente a las crecidas. Hasta 200 han sido inventariados. Ocupaciones en dominio público en lugares donde no debería haber, construcciones o infraviviendas; infraestructuras en desuso, bombeos, captaciones o detracciones de caudal. Muchas de estas generan, además, la proliferación de especies invasoras.

El caso de los vertidos en Toledo

A lo largo de 23 kilómetros del Tajo a su paso por Toledo se han identificado 90 problemas en el río y los más "preocupantes" son 26 vertidos -más de uno por kilómetro-, de los cuales solamente 10 están autorizados por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y que incluso han creado una "isla de vertidos" en un punto del cauce.

A su paso por la ciudad de Toledo, se han recogido en este proyecto 90 presiones (problemas), las más llamativas 26 vertidos, de los que solamente diez están autorizados por la CHT y que supone "más de un vertido por kilómetro", ha señalado el investigador.

Citaba también como ejemplos en la ciudad desagües de hormigón en el polígono; vertidos en los cigarrales; el molino de polvorines en desuso; ocupación del dominio hidráulico en zonas como parapléjicos, la peraleda o el cigarral del ángel; 11 barreras transversales que evitan el movimiento de los peces y favorecen la aparición de especies invasoras y roturas de la red de saneamiento en la senda ecológica.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00