Opinión

Profecía y esperanza

La firma de Ángel Martínez

La firma de Ángel Martínez

La firma de Ángel Martínez

03:15

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1656661453952/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Aranda de Duero

Recogí hace unos días las palabras del Papa Francisco donde señalaba que la finalidad de una asamblea (cualquier reunión), de un sínodo, no es producir documentos sino hacer:

Que germinen sueños, suscitar profecías y visiones, hacer florecer esperanzas, estimular la confianza, vendar heredas, entretejer relaciones, resucitar una aurora de esperanza, aprender unos de otros y crear un imaginario positivo que ilumine las mentes, enardezca los corazones, dé fuerzas a las manos.

He entresacado los verbos de este documento porque son tan esclarecedores, tan abiertos, tan optimistas que pueden constituir un programa de vida para cualquier hombre o mujer creyente, ateo, agnóstico y que desee ser accesible a un mundo diferente al actual: germinar, suscitar, florecer, estimular, vendar, entretejer, resucitar, aprender, iluminar, enardecer, dar fuerzas.

¿Qué más podemos decir? Yo, a Francisco, no le veo como un vendedor de palabras y aunque sea el representante de una iglesia en declive, por su pasado fundamentalmente plagado de anticristianismo, creo que nos presenta un testimonio sincero para un momento difícil, confuso y vacío de sentido.

También en Aranda necesitamos germinar sueños, sueños de crecimiento económico, pero, sobre todo, de generosidad y entrega a los demás desde tantos frentes como tenemos: asociaciones, ONGs, política, clubes, peñas, para, como dice él, vendar heridas (cuánto enfrentamiento político y a veces, social); para resucitar esperanzas; para estimular la confianza y aprender unos de otros; para crear un imaginario positivo que ilumine las mentes y nos permita reconocer todo lo bueno del contrario y ayude a entretejer relaciones entre los vecinos de nuestro municipio y comarca.

Quizás, tengamos que rezar a los “dioses-Dioses” de cada cual para que se haga realidad este mensaje profético y visionario. Un saludo

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00