Sociedad

Ni rastro del tren nocturno que RENFE ''se cargó'' con la llegada del covid y que unía Salamanca con Lisboa

Continúa la ineficacia de la compañía presidida por Isaías Táboas para reponer los servicios ferroviarios que conectaban Salamanca con otros puntos peninsulares

Valencia, Spain - June 13, 2017 : North Railways Station (Estacio del Nord) and modern hi-speed passenger train of Spanish railways company - Renfe. / VitalyEdush

Salamanca

La empresa dependiente del Gobierno de España RENFE continúa sin devolver a Salamanca los trenes que eliminó con la excusa de la pandemia del coronavirus. Ni ha repuesto el cuarto tren ALVIA que permitía circular entre la capital charra y Madrid en hora y media a media mañana, ni tampoco hay noticias sobre el convoy que permitía conectar Salamanca con Lisboa durante las madrugadas, en ambos sentidos, conocido como el Surexpreso y que incluía el vehículo Lusitania.

La Plataforma en defensa del ferrocarril ha emitido un comunicado denunciando, una vez más, la falta de respeto de la empresa presidida por Isaías Táboas hacia los salmantinos. Aseguran que ''por Salamanca ha circulado durante décadas el servicio nocturno ferroviario denominado Surexpreso uniendo Lisboa con Hendaya, “suspendido” con la reciente pandemia. En España los procesos privatizadores de servicios y el desmedido impulso de la Alta Velocidad parecen cuestionar su utilidad. Mientras, gobiernos y operadores ferroviarios europeos dan un giro hacia su renacimiento tras años de plantear cierres de líneas de trenes nocturnos. Las últimas elecciones alemanas ayudaron a relanzar este debate, aunque el gobierno español evita darse por enterado.

Cuando se cuenta con la opinión de usuarios y ciudadanía en general las cosas parecen caminar en el mismo sentido. Lo manifiesta una encuesta del Instituto YouGov revelando actitudes en relación a los viajes en tren en cinco países europeos, realizada al calor del Año Europeo del Ferrocarril 2021. El 83% de encuestados en España consideran las emisiones de gases de efecto invernadero un problema grave en el país. Más de la mitad (58%) están interesados en sustituir vuelos por el ferrocarril, y el 41% estaría dispuesto a aceptar tiempos de viaje superiores a 5 horas. Respecto a los trenes nocturnos, el 80% afirma que los cogería si estuvieran disponibles a un precio razonable. Para el 79% viajar en tren debería ser más barato que volar en trayectos con la misma distancia.

La Comisión Europea lanzó en 2019 el Pacto Verde como su gran apuesta estratégica, incluyendo una reducción del 90% de las emisiones de efecto invernadero del transporte, responsable de más de un cuarto de todas las producidas en Europa. Según sus propios datos referidos a 2018, el transporte por carretera fue responsable del 71,8% de las emisiones de gases de efecto invernadero, el marítimo del 14,1% y la aviación civil del 13,2%. En cambio, los trenes generaron el 0,4% de esas emisiones. Queda claro el papel fundamental que debería tener el ferrocarril si se quiere conseguir ese objetivo''.

Los trenes nocturnos pueden ser en un incentivo más para convertir al ferrocarril en la clave del sistema de transportes. Por supuesto desde la colaboración y financiación en el marco de la Unión Europea, el ferrocarril público y social debe romper las fronteras interiores. Su principal atractivo está en la perspectiva medioambiental, donde se recuperan lo hacen como una apuesta de futuro con claros beneficios socioeconómicos. La mayoría de inversiones necesarias suelen estar ya hechas, se reutilizan vías en horarios habitualmente desaprovechados buscando conseguir mayor eficiencia y equidad. Desde luego diseñados con las exigencias de calidad de servicio del siglo XXI, y con precios realmente competitivos y atractivos. Por razones de coste y confort, la alta velocidad ferroviaria tiene dificultades para competir con el avión en distancias superiores a 700 kilómetros. En cambio, los trenes nocturnos pueden cubrir mayores distancias sin perder atractivo para el usuario, siendo fácilmente combinables con opciones diurnas. Recuperar líneas nocturnas cerradas o “durmientes” debería ser un primer paso para pensar en nuevas posibilidades, ¿por qué no un Salamanca-Cataluña u otros destinos?

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad