Cadena SER

Sociedad

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León apuesta por una ruta más auténtica y menos turística

La comunidad leonesa secunda la propuesta de la federación nacional para eliminar la obligación de recorrer a pie los últimos 100 kilómetros de la ruta para recibir la Compostela

El Camino de Santiago recupera sus cifras de peregrinos anteriores a la pandemia

León

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León apoya la propuesta para suprimir la obligación de recorrer los últimos 100 kilómetros del trayecto para recibir la Compostela. La federación nacional pedirá de manera oficial esta modificación en un acto que se va a celebrar en otoño en Santiago. La asociación leonesa considera que esta medida ha quedado obsoleta y que ha provocado una masificación del Camino en los últimos kilómetros. Los vecinos de Santiago de Compostela han mostrado su disconformidad en los últimos días ante la avalancha de peregrinos.

La organización leonesa apoyará este cambio para potenciar aún más la importancia del Camino de Santiago en la provincia. León es una de las principales perjudicadas por la obligación de completar los últimos 100 kilómetros porque es la provincia que más superficie tiene del Camino Francés. La afluencia de peregrinos en este trayecto ha disminuido en los últimos años porque los visitantes apuestan por rutas más cortas en las que León tiene más protagonismo.

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León propone que la distancia mínima para recibir la Compostela se amplíe hasta los 300 o los 400 kilómetros. Con esta medición, León y el Camino Francés serían uno de los centros neurálgicos de las nuevas rutas por su ubicación. Aún así, la afluencia de peregrinos que recorren el Camino de Santiago a su paso por León ya iguala e incluso supera las cifras del 2019. Después de un inicio de año más bien tímido, en el segundo trimestre ya hubo una llegada masiva de viajeros a los albergues leoneses.

En un año normal, los diez alojamientos de la provincia integrados en la Asociación de Amigos del Camino de Santiago reciben a 54.000 personas. Esta cifra aumenta hasta los 70.000 si tenemos en cuenta a los peregrinos que descansan en hoteles y hostales. Actualmente, la estimación es que León está acogiendo en su territorio a unos 100.000 peregrinos. La previsión dicta que el mes de agosto será menos numeroso que junio y julio debido a la ola de calor que está arrasando el noroeste de España pero se mantendrán las cifras de antes de la pandemia.