Sociedad

Los sindicatos abren el paraguas al Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

Catorce empresas de sectores "masculinizados" preparan los Planes de Igualdad con los sindicatos

Ponferrada

Las secciones sindicales de UGT y CCOO en el Bierzo trabajan en estos momentos con catorce empresas "que tienen que dar un paso importante y que son de sectores masculinizados como el metal o la construcción" para que se apruebe el Plan de Igualdad con protocolos de acoso. Es el objetivo inmediato en el que se mueven las organizaciones sindicales y que suponen un apoyo en la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres aunque reconocen que responde "no al interés de las empresas por solventar situaciones de discriminación sino a los plazos que marca la legislación para que estén aprobados".

El acoso sexual en el ámbito laboral es precisamente el punto de mira en el manifiesto leído por primera vez por dos hombres, en la concentración celebrada a las puertas de los sindicatos en la calle Doctor Fleming de Ponferrada para mostrar su rechazo a un problema "invisibilizado", dijo desde UGT, Mila Ballesteros, y "sobre el que no se ha mejorado nada en cuestión de educación puesto que todavía se sigue culpando a la víctima, dice Isabel Maroto de CCOO que reconoció haber sido, con 14 años víctima en el trabajo y que ahora, ya jubilada, sigue viendo como en casos tan "flagrantes como el de Nevenka o Raquel Díaz se las sigue poniendo en duda", indicó.

Tanto UGT como CCOO arremetieron además contra las políticas de la Junta de Castilla y León gestionadas por el PP y Vox y "orquestadas por el discurso de la ultraderecha que tanto daño está haciendo a la igualdad". La eliminación de programas de ayuda a inmigrantes, de orientación laboral o la falta de partidas presupuestarias para la lucha contra la violencia machista son los principales retrocesos que se producirán con el gobierno autonómico y una forma de demostrar, dicen "que el patriarcado se reinventa de tal manera que nos quieren recoger en el ámbito familiar, cuando es algo estructural”, señala Isabel Maroto.

En cifras, en personas:

En 2022 el balance, a un mes de concluir el año, es de 38 mujeres asesinadas (tres de ellas en Castilla y León) y 1.171 desde que se empezaron a registrar estos casos en 2003 (59 en Castilla y León). Junto a ellas, 363 huérfanos desde 2013 y 48 menores víctimas de violencia vicaria.

Desde principios de año también se contabilizan los feminicidios fuera del ámbito de la pareja o la expareja, un índice que ha llegado a registrar 19 asesinatos constatados desde entonces.

En todo caso, ambas centrales sindicales quieren remarcar que “los asesinatos son sólo la punta del iceberg, ya que las víctimas de violencia de género son también los hijos, padres… porque no hay que olvidar que estos números representan personas”.

Una puerta de ayuda a las víctimas:

El sindicato UGT ha querido además visibilizar la violencia machista forrando la puerta de entrada al sindicato con el color morado que sirve de lienzo y llamada social hacia esta lacra que tiene además otro motivo de preocupación después de conocer los datos del Barómetro de Juventud y Género de la Fundación de Ayuda contra la Drogradicción, datos que reflejan que uno de cada cinco jóvenes, de entre 15 y 29 años, niega la violencia machista y dice que es una invención ideológica, lamenta Mila Ballesteros.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad