Economía y negocios

Prado Ovalle recoge el Botillo de Oro de CB como "referente" del Bierzo industrial

El empresario, que empezó a trabajar en el negocio del cristal con su padre a finales de los 70 agradeció el reconocimiento a "una vida normal"

El Museo Fábrica de la Luz, símbolo del nacimiento industrial de la comarca del Bierzo, ha sido el escenario elegido por Coalición por el Bierzo para entregar a Javier Prado Ovalle el Botillo de Oro en reconocimiento a su incuestionable amor por esta tierra, que en uno de los momentos más difíciles de su historia, ve como con su iniciativa se atrae inversión de los distintos estamentos para innovar y fomentar empleo, afirman. Además de todo ello, la firma berciana TVITEC que creó, impulso y preside "lleva el nombre de nuestra región por todo el mundo", revistiendo los edificios más emblemáticos del planeta con la marca “Bierzo” de sus vidrios y tecnología. Javier Prado además es un firme defensor del desarrollo de El Bierzo y en todos los foros donde se ha pedido su opinión, ha reclamado la falta de comunicaciones férreas y de autovías para el Bierzo, verdadera piedra angular para obtener desarrollo y competir con igualdad de condiciones con otras regiones o países, explican desde Coalición por el Bierzo.

El público asistente al acto ha aplaudido al empresario que se ha definido como "humilde y trabajador" como cualquiera se levanta cada mañana para ir a su puesto de trabajo. Pero lo cierto es que su empeño por investigar en el mundo del vidrio comenzó a finales de los 70, cuando empezó a trabajar en el taller de su padre. Su pasión un tanto inexplicable entonces por el mundo del vidrio fue lo que le llevó a viajar por diversos países europeos y descubrir el doble acristalamiento, inédito entonces en España. Cristalglass vio la luz en 1982, en un taller de Camponaraya, y aunque su expansión era ya palpable en los noventa, nadie podía presagiar que se convirtiese en el caramelo de multinacionales. En el 2001, la firma empleaba ya en el Bierzo a 586 trabajadores y facturaba más de cien millones de euros. Su actividad se convirtió en el punto de mira de la multinacional mexicana del vidrio Vitro, cuyas ventas superaban los 500.000 millones de pesetas (3.005 millones de euros), y la operación de compra de Cristalglass se cerró en tres años, después de cerrar la compra del 60% del capital del grupo español por más de 80 millones de euros. Once años después los de Monterrey cerraban Vitro Cristalglass. Mientras, crecía TVITEC, la empresa que Javier Prado Ovalle abrió en el 2008 en el polígono del Bayo y desde donde se volvía a hacer con el mercado del del sector del vidrio hasta llevarlo a este 2023 en el que las perspectivas de futuro son claras y dejan un último balance anual de facturación de 180 millones de euros.

El Botillo de Oro, que llega así a su XXXVII edición, es el máximo galardón de esta formación para aquellos colectivos, personas, asociaciones e instituciones que luchan y destacan por su entrega, contribución y realce de las gentes que viven en esta tierra, El Bierzo, así como por darla a conocer fuera de ella.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00