Sociedad

Sotillo de la Ribera espera batir su marca de asistencia en la IV Feria del Vino

La localidad espera acoger 1.200 personas el primer fin de semana de junio

Javier Esgueva desgranaba este miércoles los detalles de la Feria del Vino / Vicente Herrero

Sotillo de la Ribera

Sotillo de la Ribera acoge el primer fin de semana de junio la Feria del Vino, una cita que va por su cuarta edición. La organización ha puesto un precio de 14 euros a los pases, que dan derecho a catar cuatro tintos roble y otras tantas tapas.

Como preámbulo, este jueves 25 de mayo se celebrará el concurso de vinos de cubillo, cuyos premios se entregarán el domingo 4 de junio, coincidiendo con la apertura de las puertas de las bodegas, donde tendrán lugar las degustaciones.

Todos los puestos están distribuidos por toda la zona de bodegas antiguas, enclavadas en la cuesta de San Jorge y el ambiente estará amenizado con bailes y canciones tradicionales.

Para que no tenga un carácter tan localista, la organización decidió en la edición anterior incorporar la figura del invitado. Si el año pasado fue la cooperativa de La Horra, este año es Gumiel de Mercado el que tiene este honor. En definitiva, se trata de potenciar el vino y los productos agroalimentarios de la zona. “Nosotros el objetivo que buscamos con esta feria es potenciar sobre todo el patrimonio de las bodegas de Sotillo y de la Ribera en general y potenciar las bodegas y los productos de Sotillo y de los pueblos de la comarca”, explica Javier Esgueva, miembro de la Comisión de Bodegas y Lagares Tradicionales de Sotillo de la Ribera.

La puerta abierta a la felicidad está ubicada en la zona de bodegas y lagares tradicionales de la localidad

La puerta abierta a la felicidad está ubicada en la zona de bodegas y lagares tradicionales de la localidad / Vicente Herrero

La organización espera recibir este año entre 1.200 y 1.300 visitantes. Una novedad de esta edición es la posibilidad de salir comidos de esta feria en un food truck. “Teníamos un hándicap que es que la gente nos demandaba que se quedaba un poquito cojo de comida, no de bebida, y aunque los bares del pueblo sí que dan la oportunidad de comerse algún bocadillo, es necesario potenciar ese tema de que la gente pueda rematar la comida aquí en la Cuesta de San Jorge”, añade Esgueva.

Por segundo año consecutivo, la víspera de la feria, el sábado 3, se celebrará una carrera que discurre entre las bodegas del municipio con salida y meta en el colegio, con premios para los tres primeros de cada categoría y otro especial para los tres primeros de las peñas de Sotillo. También se adelanta a ese día una cata de vinos blancos, que acogerá la peña La Narda a las seis de la tarde.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00