Hoy por Hoy ValladolidHoy por Hoy Valladolid
Sociedad

Verdejo peleón, pilas explosivas y viagras de contrabando: la otra cara de la falsificación y el pirateo

El jefe del Grupo de Investigaciones Tecnológicas de la Policía Nacional en Valladolid nos explica cómo trabajan para evitar estos delitos

El jefe del GIT en Valladolid habla sobre las consecuencias de la falsificación y la piratería

El jefe del GIT en Valladolid habla sobre las consecuencias de la falsificación y la piratería

16:37

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1686215915537/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Valladolid

Va a resultar que lo que cantaba Shakira era una verdad como un templo. Eso de cambiar "un Ferrari por un Twingo", más allá de los símiles que cada cual construya en su cabeza, resulta que viene a colación en el Día Mundial contra la Falsificación y la Piratería. Porque todo, incluso un deportivo de la marca del 'cavallino rampante' puede ser copiado. Un espejismo rodante que desaparece al arrancar el contacto y comprobar que el sonido del motor es peor que el de muchos cantantes sin 'autotune'. El trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado también se centra en luchar contra quienes se lucran con este tipo de delitos. Y es que, como ha recordado en 'Hoy por Hoy Valladolid' el jefe del Grupo de Investigaciones Tecnológicas (GIT) de la Policía Nacional, Víctor Panizo, la propiedad intelectual, los derechos de autor están protegidos incluso por la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Y de ahí, para abajo, en todo el ordenamiento jurídico conocido, desde la Constitución Española al Código Penal.

Pero, a diferencia de otros comportamientos ilegales, en el caso que nos ocupa aún existe una "amplia parte de la sociedad" que contempla con cierta benevolencia -y que participa, incluso- de lo que, en resumidas cuentas, permite que unos se lucren a costa del trabajo de otros. Y no hablamos sólo de los legítimos propietarios de marcas y derechos, de la figura del creador "indispensable", como ha recordado Panizo, para el desarrollo de las sociedades. Porque el entramado que sostiene estos delitos, el que descubre el trabajo policial, es el de "organizaciones criminales perfectamente estructuradas" que consigue pingües beneficios a través de la economía sumergida y de la explotación laboral, en algunos casos. Explotación que, como ha revelado el trabajo de las diferentes policías, utiliza, sin el menor escrúpulo a menores, a mano de obra esclava que vive "en condiciones infrahumanas".

El reto, ha apuntado el jefe del GIT en Valladolid, es aumentar la "concienciación" en toda la sociedad, algo en el que según ha añadido "se han conseguido avances en los últimos años", sobre todo por la generalización del modelo de plataformas audiovisuales de pago. Aunque, como también, ha admitido "queda mucho trabajo por hacer".

Más información

Verdejo peleón, pilas explosivas y 'viagras' con efectos indeseados

Todo es susceptible de ser falsificado. Víctor Panizo ha puesto algunos ejemplos recientes localizados en esta misma provincia. Desde una remesa de pilas de una conocida marca nipona que, tras ser requisadas y trasladadas a dependencia policiales, empezaron a explotar, con el correspondiente susto entre los agentes que realizaban su trabajo en la comisaría, en la que cualquier sonido parecido a una detonación hace que las manos se acerquen a las pistoleras. A través de una denuncia en un establecimiento de hostelería poco antes de las fiestas navideñas fueron capaces de desmantelar una red que distribuía verdejo de una importante bodega con etiquetado falso. Lo que había dentro de las botellas era un producto "de ínfima calidad" como comprobaron en los análisis posteriores. Hasta Valencia llegaron las botellas.

A eso hay que añadir otros casos que ya forman parte de los clásicos para este grupo, como la distribución a través de internet -las redes son la autopista para la ejecución de estos delitos- de pastillas de Viagra falsas, con una panoplia de efectos secundarios adversos y ni uno sólo de los beneficios de las píldoras azules 'oficiales'.

Quienes están detrás de este tipo de operaciones no sólo escamotean el pago de impuestos que permite a toda la ciudadanía beneficiarse de los servicios públicos, también ponen en riesgo la salud de los consumidores. Y en los casos más mundanos, como el último estreno en salas descargado en nuestro salón o la serie obtenida en un portal informático- puede haber consecuencias para el consumidor final, de acuerdo a lo que marca la legislación civil.

Recibe la Newsletter diaria de Radio Valladolid
Toda la información que necesitas para empezar el día

¡Suscríbete gratis!
Mario Alejandre

Mario Alejandre

Cuenta lo que pasa en Valladolid y en Castilla y León desde que se incorporó a la SER, en el verano...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00