Sociedad
Abastecimiento agua

Aguas de Burgos invierte casi medio millón en la renovación de canalizaciones entre Quintanilla Vivar y Vivar del Cid

Las obras de instalación se prolongarán durante unas ocho semanas y afectan a un tramo de cerca de 1.300 metros de longitud

Obras de renovación de canalizaciones de Aguas de Burgos / Ayuntamiento Burgos

Burgos

La Sociedad Municipal Aguas de Burgos ha iniciado los trabajos de renovación de canalizaciones entre Quintanilla de Vivar y Vivar del Cid, un proyecto que cuenta con un presupuesto cercano al medio millón de euros.

El vicealcalde y presidente del ente municipal, Fernando Martínez-Acitores, se ha desplazado hasta la zona para conocer de primera mano estos trabajos que “dan muestra de la inversión continua que realiza la sociedad en diferentes puntos de la red”.

Las obras de instalación, que comenzaron el pasado 21 de agosto, se prolongarán durante unas ocho semanas y en ellas trabajan a diario entre cuatro y seis operarios.

Los trabajos afectan a un tramo de cerca de 1.300 metros de longitud comprendido entre la toma de Quintanilla de Vivar y la acometida de Vivar del Cid. La arteria que se está sustituyendo tiene una antigüedad de más de 40 años y es de hormigón, lo que provocaba numerosas roturas a lo largo de su trazado.

Lo curioso de este proyecto es que la renovación se está realizando mediante tecnología sin zanja, reduciendo de este modo el tiempo de ejecución y minimizando la apertura de zanjas y daños en las parcelas afectadas por la traza (al menos 32 según catastro). Se utiliza la actual tubería como vaina, deslizando en su interior la nueva.

Para poder ejecutar este trabajo, se han realizado unas excavaciones de unos quince metros de longitud que se usan como pozos de ataque y salida, con el objetivo de introducir la tubería en una sola pieza, soldada en el exterior y deslizándola mediante arrastre desde el siguiente pozo.

Este proceso se realizará en varios tramos, comenzando en la arqueta de toma a Quintanilla de Vivar y finalizando en la caseta existente junto al camino de Valdemaseda, en Vivar del Cid. La profundidad media del foso de entrada y salida oscila entre los dos y los dos metros y medio y su longitud puede alcanzar los 20 metros.

Este ramal de tubería se enmarca en la conducción entre Villaverde de Peñahorada y los depósitos de Gamonal, constituyendo una fuente de suministro alternativo al embalse de Uzquiza, pensada para el abastecimiento de emergencia a la ciudad.

La obra se terminó en 1979 y, desde entonces, se utiliza esencialmente para suministrar agua a los pueblos del valle del Ubierna (Sotragero, Villanueva Río Ubierna, Quintanilla de Vivar, Vivar del Cid, Sotopalacios y Quintanaortuño), el valle de las Navas (Rioseras, Celada de la Torre, Riocerezo, Robredo Temiño y Temiño), Villaverde Peñahorada y Ubuierna. Se trata por tanto de una conducción reversible que, en condiciones normales, abastece desde los depósitos de Gamonal un caudal que ronda los 40-50 litros por segundo hacia los pueblos pero que, en ocasiones de emergencia, podría recibir agua desde los depósitos de Villaverde Peñahorada en caudales cercanos a los 300 litros por segundo.

Actualmente, se ha completado la renovación desde los depósitos de Gamonal hasta la acometida de Sotragero, quedando pendientes de renovación unos 8.900 metros de canalizaciones, de los que este año se renovarán cerca de 1.300.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00