Hoy por Hoy Nuestra TierraHoy por Hoy Nuestra Tierra
Sociedad

Jacinto Miguel Garrido, de Hontalbilla, "guardián del cielo" de la AEMT

Desde el año 1998, Jacinto Miguel Garrido es el encargado de ofrecer los datos a la AEMET y en 2012 ya recibió un reconocimiento por ello

Jacinto Miguel Garrido, primero por la izquierda, tras recibir el reconocimiento de la AEMET / Delegación del Gobierno Castilla y León

Cuéllar

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de Castilla y León ha conmemorado el Día Meteorológico Mundial haciendo un guiño al trabajo “altruista y constante” de los 331 colaboradores que tiene repartidos por todo el territorio y cuya labor es “indispensable” en la elaboración de los datos de la Agencia. Se han entregado diplomas a los colaboradores de la red regional de la AEMET, calificándolos como ‘Guardianes de los cielos’ En el caso de Segovia el reconocimiento ha sido para el vecino de Hontalbilla, Jacinto Miguel Garrido.

Según explican desde la delegación del Gobierno en Castilla y León, la estación pluviométrica de Hontalbilla comenzó a registrar datos de precipitación en 1955 de la mano del maestro Rafael Corral Sanmillán, que recogía los datos desde el patio de la escuela. Posteriormente, cogió el testigo Sara Merino Garrido, profesora de EGB, y distintos profesores que por traslado dejan la localidad. Desde el año 1998, Jacinto Miguel Garrido es el encargado de ofrecer los datos a la AEMET. Labor por la que en 2012 ya se le hizo entrega de un diploma de reconocimiento.

Los 'Guardianes de los cielos' son personas que en su mayoría llevan más de 30 años recogiendo datos de las estaciones pluviométrica instaladas en sus localidades de residencia, en muchos casos, en los patios de sus propias casas, una tarea que es “clave” para completar los datos recogidos por el personal de la Agencia. Anotaciones diarias que, según ha señalado Mora, permiten ampliar la información obtenida por los observatorios atendidos por el personal de la AEMET, siendo imprescindible dicha información para la realización de investigaciones y estudios climáticos a nivel regional, provincial o local, así como informes sobre el cambio climático.

Con estos reconocimientos se quiere alabar la vocación de servicio público de todas estas personas que ponen su tiempo, su afición y sus conocimientos a disposición de la Agencia de forma altruista, desinteresada y sostenida en el tiempo, pues se trata de un trabajo diario que contribuye a detectar y predecir fenómenos que, como se ha podido comprobar este invierno sin ir más lejos, tienen consecuencias para nuestra vida diaria y, aún más importante, para la seguridad. De esta forma, se pone en valor el papel de los 311 colaboradores, apasionados por la meteorología y el clima, que con su labor diaria ayudan a completar los datos recogidos por el personal de la Agencia, un voluntariado que en España se inició en el año 1911.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00