Sociedad

Dos años sin electricidad en la Cañada Real: "Vivir sin luz es la peor sensación del mundo, si hace sol es nuestro día de suerte"

ONG's internacionales han entregado más de 47.000 firmas a la Delegación del Gobierno de Madrid como petición para que se reestablezca la distribución de energía

Dos años sin electricidad en la Cañada Real: "Vivir sin luz es la peor sensación del mundo, si hace sol es nuestro día de suerte"

Dos años sin electricidad en la Cañada Real: "Vivir sin luz es la peor sensación del mundo, si hace sol es nuestro día de suerte"

07:34

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1664716506098/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Este domingo 2 de octubre se han cumplido dos años del apagón en la Cañada Real Galiana de Madrid, 730 días sin suministro eléctrico en el histórico barrio. Dos veranos sin un ventilador y dos inviernos sin agua caliente, sin una lámpara para estudiar o para cocinar más allá de las siete de la tarde. Es lo que vivían hasta ahora las cerca de 4.000 personas de los sectores V y VI, cifra que se han incrementado hasta las 7.000 en los últimos meses ya que también se ha cortado la luz en los sectores II, III y IV, según advierten desde la Asociación Cultural de Mujeres Tabadol.

Más información

Organizaciones internacionales como Save the Children denuncian que es una situación "injustificable" que debe tener "una solución inmediata". Han entregado esta semana más de 47.000 firmas a la Delegación del Gobierno de Madrid, encargada de coordinar la Comisión interministerial sobre la Cañada Real y de dialogar con la Comunidad de Madrid y los tres ayuntamientos implicados (Madrid, Rivas-Vaciamadrid y Coslada) para que se restablezca la distribución de energía en condiciones justas para todas las familias, priorizando a aquellas con hijos e hijas con mayores necesidades. Defienden que son condiciones intolerables para más de 1.000 niños y niñas a los que les está afectando gravemente en su salud y educación.

Hemos conocido de primera mano el caso de Kholud, una niña de 15 años que sueña con ser profesora de educación infantil pero solo puede estudiar si alguien la acerca a la biblioteca de una ciudad cercana o si el día está soleado: "Hoy hace solecito y tenemos las placas cargadas, es nuestro día de suerte. Si está nublado sabemos que no vamos a tener luz, ni ducharnos con agua caliente, ni acceder al Wi-Fi para hacer los deberes. Vivir sin luz es la peor sensación de este mundo, no tenemos posibilidad de hacer nada. En mi instituto estudiamos a través de tablets, por lo que necesito estar conectada a Internet para poder acceder a los libros. Voy haciendo capturas de los ejercicios que manda el profesor y así me apaño, pero si tengo dudas tengo que esperar al día siguiente... no puedo buscar en Google".

Tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de Madrid se han escudado durante este tiempo en que la competencia de devolver la totalidad de la potencia a las viviendas de la Cañada es de Naturgy y en que la empresa ha realizado estos cortes por enganches ilegales derivadas a plantaciones de cáñamo. La lectura de los vecinos, es bien distinta. Defienden que si el problema son las plantaciones de marihuana, ya han tenido tiempo suficiente para desmantelarlas. Todo responde, aseguran, a que les quieren echar a la fuerza con un interés especulativo en la zona.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad