Sociedad

"Mi madre terminó de pagar la hipoteca el 1 de mayo, 20 días después no tenía casa": San Fernando de Henares, una pesadilla que no termina

En San Fernando de Henares, municipio a media hora de la capital, las máquinas trabajan sin parar como si quisieran recuperar los 15 años de pesadilla que están viviendo los vecinos. Pero la realidad es, que unas tiran las casas que ya no aguantan en pie, mientras otras intentan apuntalar las más cercanas para que no sigan el mismo camino, el que marcó las obras de ampliación de la línea 7B de Metro

"Mi madre terminó de pagar la hipoteca el 1 de mayo, 20 días después no tenía casa": San Fernando de Henares, una pesadilla que no termina

"Mi madre terminó de pagar la hipoteca el 1 de mayo, 20 días después no tenía casa": San Fernando de Henares, una pesadilla que no termina

08:41

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1679221485577/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

"Yo tengo mi casa dividida en tres: en un container de Arganda, con la mitad de los muebles; la otra mitad en el piso de alquiler en el que vivo con mi hija y mis dos nietos; y en casa de mi madre donde guardo ropa, documentos y fotografías". Quini transmite, con el tono de su voz, tristeza y preocupación a partes iguales porque, "no sabes qué va a pasar". Hace catorce años que sufrió el primer desalojo, pero reforzaron los cimientos y a los pocos meses volvieron a casa. Esta vez no hay casa a la que volver.

Hace un año tuvieron que salir corriendo de nuevo, dos meses en un apartahotel lejos de su pueblo, San Fernando. "Era como estar en Groenlandia, cuenta, porque sin carné de conducir estábamos lejos de todo y de todos, de los nuestros". Aguantaron hasta que consiguieron alquilar un piso donde viven hasta ahora, remarca, "porque aquí nada es definitivo".

Tenemos que dejar la conversación, el ruido de las máquinas la hace imposible. Máquinas que trabajan inyectando hormigón para evitar que los edificios de cuatro plantas que están a tan solo dos zancadas terminen igual. Basta fijarse en la línea que une la fachada con el suelo de la calle para apreciar que el suelo está cediendo.

La prueba la enseña Mar detrás de la estantería en la que guarda los productos que usa en su peluquería. "Mira, era como un pelo hace un mes, pero ahora..." Ahora se ve la claridad que llega del portal con el que linda la pared. "Cuando ví esto se me cayó el alma a los pies". Aguanta la respiración, pero no puede evitar emocionarse. "Ya cambié de local por lo mismo, porque allí empezó igual". La historia se repite, pero en este caso conoce el final porque ha vivido la misma pesadilla antes. Enseña las heridas de una dermatitis nerviosa en su brazo izquierdo. Con la mano derecha coge el papel con la fecha de la cita para el dermatólogo: "mira, para el 30 de enero de 2024".

"Tenía una casa luminosa, tenía un hogar y ya no lo tengo"

Alejandro Escribano es uno de los portavoces de la Plataforma de Afectados de la Línea 7B del Metro. Tiene 25 años. Vivía en la calle Olavide con su madre, tuvieron que salir de allí el 11 de abril de 2022. No volverán. Esperando el derribo, desde la calle señala las ventanas de la que era su casa. "Mi madre terminó de pagar la hipoteca el 1 de mayo, 20 días después la desalojaron. Ahora no tiene casa". Traga saliva y señala otras ventanas del mismo edificio: "mi vecino Ramón, mi vecina Laura, Rafa, Ramón, Loli..", vecinos que ya no son.

Pasear con él por el centro de San Fernando de Henares, este municipio de 40.000 habitantes a 30 kilómetros de Madrid, sirve para comprobar hasta qué punto los vecinos están conectados y comparten angustia. Los que tienen su casa afectada y los que no, porque todos los vecinos conocen a alguien, pero también porque su casa, aun sin serlo, ha perdido valor.

Después del saludo y el cómo estás, la pregunta: ¿es verdad lo que he oído? La Comunidad de Madrid había anunciado ese mismo jueves que incrementaba las indemnizaciones entre 10.000 y 63.000 euros más por las casas que las obras de Metro ha destruído para compensar "los daños morales de las familias". Cuantía que se sumaría a lo ya ofrecido que oscila entre los 136.000 y los 355.000 euros por vivienda. "Insuficiente para el maltrato y las pérdidas patrimoniales que hemos sufrido en estos 15 años" responde Alejandro.

No solo él. El comentario es general entre los vecinos que forman un corrillo entorno a Alejandro, Alex, cuando se cruzan por la calle. "Aunque a ti tu piso te haya costado 60.000 euros, tienes que ver lo que te va a costar un piso como el que tenías hoy, no lo que te costó hace 20 años"; "con ese dinero no puedes comprar una casa como la que tenías"; "con el dinero que te ofrecen, te podrías compar una de las más viejas de San Fernando y gastarte otros 50.000 en reformarla".

Quien dice esto último es Manuel. Su edificio en el número cuatro de la calle Olavide, todavía aguanta en pie. Otra cosa es lo que pueda pasar. En su casa, las primeras grietas aparecieron en 2009. En 2012 inyectaron cemento, tres años después tuvieron que irse dos meses. volvieron, pero desde entonces no dejan de vigilar las grietas de la pared, ni un solo día. Todavía recuerda cómo, el ruido de la grieta entre las dos habitaciones de sus hijas, le despertó por la noche.

Mi mujer ansiolíticos, yo pastillas para la tensión

"¿Qué cómo estoy? -repite la pregunta-, sufriendo, viendo cómo los vecinos se van y tomando cada vez más pastillas. Mi mujer ansiolíticos, yo para la tensión y las cervicales por el estrés". En un tono calmado, pero con los ojos brillantes y la voz ahogada cuenta cómo pasan "día y noche dando vueltas, pensando que en seis meses, un año o año y medio, nuestra casa se va".

Según el último balance del Ayuntamiento de San Fernando, la pesadilla de estos últimos 15 años se resume en : 600 viviendas de 13 calles afectadas; 88 familias desalojadas; 27 viviendas derruidas , y 13 viviendas en proceso de demolición.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad