Sociedad

Patatas podridas en un centro de mayores: nuevas quejas en las residencias gestionadas por la Comunidad de Madrid

El sindicato CSIT Unión Profesional denuncia que aunque se cambie la dirección en las residencias públicas gestionadas por la Comunidad de Madrid, el problema persiste porque se ha prorrogado el contrato al proveedor único que suministra los alimentos

Patatas podridas enviadas a una residencia de mayores / Cedida por CSIT Unión Profesional

Madrid

Chorizo con listeria, aceite en mal estado consumido por los usuarios y, ahora, patatas podridas -esta vez en la residencia de mayores de Arganda del Rey, donde también se encuentra el centro para personas discapacitadas. No es la primera vez que trabajadores, sindicatos y familiares denuncian la mala calidad de las comidas en los centros de mayores y menores de la región. Son varias las residencias públicas, gestionadas por la Agencia Madrileña de Atención Social, como la Francisco de Vitoria, o la Arganda del Rey, en este caso, las se quejan de una dejadez por parte de la empresa que suministra los alimentos: la plataforma FEMAR.

Los trabajadores del centro detectaron el Viernes Santo que las patatas que les había suministrado la empresa que se encarga de los menús estaban en mal estado. Cuando llamaron para que sirviera otra partida que no estuviera podrida y se pudiera aprovechar, el proveedor volvió a enviar patatas todas negras. "Les llevaron 600 kilos de patatas podridas y cuando se quejaron, se las volvieron a enviar en mal estado, los cocineros y el resto de trabajadores están desesperados", asegura Javier González, secretario del área de servicios sociales del sindicato CSIT Unión Profesional en estos centros.

Más información

"Pescado con espinas para gente que no puede tragar"

"Estas incidencias se comentan desde el primer día, los trabajadores se lo han transmitido a la gerencia -a través de sus coordinadores- pero nadie hace nada". Javier, además de representante sindical, es trabajador en uno de los centros con este problema: "Los trabajadores comemos también esa comida, lo he vivido en primera persona, lo que nos dan es incomible, pescado con espinas para gente que no puede tragar o en mal estado porque se ha roto la cadena de frío, yogures a punto de caducar".

Patatas podridas que les enviaron por segunda vez / Cedido por CSIT Unión Profesional

Denuncia que la plataforma FEMAR, proveedora de los menús de varias residencias públicas de la Comunidad de Madrid, no tiene ningún tipo de empatía con las personas mayores, ni con los menores y dependientes que viven en estos centros. "Son personas muy vulnerables, gente con discapacidad altamente afectados y dependen de nosotros", lamenta. "Si nosotros no somos sus ojos o su voz para poder denunciarlo, ahí no pasa nada, es que lo tapan". Miembros de CSIT aseguran que cuando los suministros no llegan, o se encuentran en mal estado, los propios empleados de los centros se ven obligados a cambiar el plan de menús establecido y elaborar uno nuevo con los productos que tienen, algo no recomendable porque los residentes han de tener garantizadas unas dietas, con unos menús adaptados adecuadamente por los departamentos de cocina y servicios médicos.

"La solución sería cesar a la plataforma"

Ya en el mes de octubre, sindicatos y trabajadores reclamaron ante la gerencia. La respuesta fue que iban a hacer una auditoría y que iban a poner este asunto en conocimiento de los directores del centro, pero seis meses después todo sigue igual. "En vez de tomar una decisión concreta con esta empresa -que sí que está sancionada- lo que han hecho es normalizar los problemas, en vez de dar una solución que pasaría por cesarla". Además, González señala que este es un problema estructural, no un caso aislado, de todas las residencias públicas de mayores a las que suministra FEMAR.

Tras meses de quejas, el gobierno de Ayuso aprobó a finales de marzo el cambio en la dirección de la residencia Francisco de Vitoria, también con denuncias por la mala gestión de la comida, entre otras cosas, pero para Javier no es suficiente: "Han cambiado a uno por otro, pero claro, el problema persiste. Lo único que han hecho es llevar a otra persona para aplacar, pero el proveedor sigue siendo el mismo y se van a encontrar con los mismos problemas".

Lydia Payo

Lydia Payo

Redactora de informativos y de la parte digital de Radio Madrid. Presentadora del Podcast 'Todo es Empezar'...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00