Hoy por Hoy Madrid NorteHoy por Hoy Madrid Norte
Ocio y cultura

Minabo- A walk trough life, un viaje por la vida, sus alegrías y sus penas

El estudio español Devilish Games nos propone un juego social en el que un tranquilo paseo nos hace contemplar toda una vida

SER Jugones 9x34: Minabo- A walk trough life, un viaje por la vida, sus alegrías y sus penas

SER Jugones 9x34: Minabo- A walk trough life, un viaje por la vida, sus alegrías y sus penas

11:17

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1682607303897/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Sí. La decisión de llamar a tu nuevo juego Minabo (en realidad Minabo- A walk trough life para PS5/PS4, Switch, Xbox Series/One y PC) te asegura un enorme impacto inicial en el mercado español e infinidad de juegos de palabras a los que nosotros tampoco nos podemos resistir. Pero detrás del nuevo juego del estudio Devilish Games hay mucho más. Porque es una gran metáfora del viaje vital, solo que protagonizada por una verdura crucífera. Minabo es sencillo pero bonito; Minabo no es muy largo; y sobre todo Minabo es diferente cada vez que te acercas a él.

Minabo- A walk trough life es un juego de simulación social en el que caminamos con vista lateral mientras nuestro pequeño nabo va creciendo (cumpliendo años) y evolucionando en su forma. Por el camino interactuamos con nuestra familia, con desconocidos y amigos para dar forma a nuestra personalidad y nuestro círculo vital. Es un viaje que podemos realizar a mayor o menor velocidad y en el que encontraremos otros nabos para entablar relación y también perderemos a algunos con los que ya la teníamos. En definitiva, una vida.

¿Pero cómo se juega? Básicamente conversando con otros personajes para mantener llenas nuestras barras de contacto físico, intimidad y pertenencia, aunque no siempre es fácil acertar. Mientras tanto iremos cumpliendo objetivos varios como vivir ciertos años, tener descendencia o entablar varios romances veganos. El juego cuenta con 25 misiones con decenas de objetivos diferentes, y un modo de vida libre en el que cada nabo y vida se generan de forma aleatoria. No es un juego de acción, está claro. Es un juego para disfrutar tranquilamente y relajarse.

Vamos a modelar la personalidad de nuestro protagonista en partidas relativamente cortas pero siempre diferentes por su generación procedural. Seremos accesibles, egoístas, herméticos o enamoradizos. Además contamos con sombreros que modifican ciertas características, como la corona que nos permitirá tener relaciones con nuestros propios hermanos (¡!) o el de zombie que anulará nuestros sentimientos para que las barras permanezcan inalterables. Podemos tener hasta mascota, solo que esas mascotas son pequeños rábanos a los que habrá que cuidar.

Las interacciones con familia y extraños son vitales en Minabo

Las interacciones con familia y extraños son vitales en Minabo / Devilish Games

Como la de todos nuestros seres cercanos, la vida de nuestro nabo también tiene un final. El juego nos obsequia con un divertido epitafio en el que se refleja nuestro estilo de vida, nuestras principales virtudes y también defectos. Y si tenemos curiosidad por saber qué hubiera pasado si hubiéramos tomado otras decisiones, podremos volver al pasado para conocer el destino alternativo que el universo de los nabos nos tenía preparado con otras circunstancias.

Visualmente Minabo es colorido y minimalista, con fondos de cuento en dos dimensiones y algunos elementos en 3D -como las hojas- que recuerdan a la acuarela y unos protagonistas vegetales con un sencillo cuerpo blanco y cuatro líneas negras a modo de brazos y piernas. Sin embargo todos los nabos son sorprendentemente expresivos, como el juego en su conjunto, que sobre todo se ambienta con música relajante. No cuenta con doblaje de voces pero sí con pequeñas expresiones sonoras, y todos los textos están traducidos al español.

Las estaciones y los años pasan rápido en Minabo

Las estaciones y los años pasan rápido en Minabo / Devilish Games

Con los padres de la criatura

Hemos podido conversar con David Ferriz, fundador de Devilish Games, acerca de este Minabo- A walk trough life. “La idea era crear un juego que invitase a las personas a reflexionar sobre la vida y cómo tratan a las personas de su entorno”, nos ha contado. Acerca de su impactante y juguetón nombre, David asegura que “vino después de llevar meses trabajando en la idea. Pensamos en un juego sobre caminar por la línea de la vida protagonizado por personas, pero creímos que quedaría demasiado serio y también había algunas cosas difíciles de representar en pantalla como el nacimiento y la muerte. Decidimos que sería algo que naciera de la tierra, y alguien dijo: un nabo. Y ahí lo vimos claro”. Después, a la hora de trabajar en el logo, el estudio necesitaba un nombre concreto y fue el artista principal quien sugirió, entre otros, Minabo. “Sabíamos que iba a generar muchos chistes en España, y a la vez, muchas reservas en la lista de deseos de Steam”, añade.

David Ferriz recuerda que el equipo ha contado con una psicóloga para saber cuáles son las necesidades básicas en cuanto a relaciones sociales de las personas (o los nabos) o qué tipo de virtudes y defectos se van adquiriendo en esas interacciones. “Es una idea poco común en los videojuegos, y por eso puede parecer un tanto extraño de primeras, pero al final es una metáfora sobre la vida. Hay muchas formas de vivir y ninguna es la correcta, eso pasa en la vida y en el juego”. Hasta aquí el SER Jugones de esta semana, pasadlo bien.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00