Las actas de las residencias que Ayuso quiere ocultar: la SER accede a los informes policiales de la pandemia

Los agentes de la Policía Municipal de Madrid redactaron más de 200 informes sobre la situación de las residencias de la capital en los primeros meses de la pandemia. Las actas reflejan que no se recogían los cadáveres y el agotamiento físico y emocional de los trabajadores ante la "falta de apoyo institucional" de la Comunidad de Madrid

Acta de la inspección de la Policía Municipal en la residencia Ballesol. / Cadena SER

Madrid

Los informes que los agentes de la Policía Municipal de Madrid redactaron durante sus inspecciones a las residencias de la capital ofrecen un retrato fidedigno del horror que sufrieron los mayores, el agotamiento físico y mental de sus trabajadores y la sensación de abandono por parte de la Comunidad de Madrid. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha acudido a los tribunales para evitar que estas actas salgan a la luz, como exige el Consejo de Transparencia al dar la razón a un ciudadano que las había solicitado formalmente. Son, en total, cerca de mil informes sobre la situación de las residencias en toda la Región. La Cadena SER en Madrid ha tenido acceso a las 205 firmadas por agentes de la Policía Municipal en la capital durante las primeras semanas de la pandemia. Algunas de ellas ya habían sido publicadas de manera aislada por distintos medios de comunicación, incluido Radio Madrid. Sin embargo, es la primera vez que se conoce el contenido íntegro de todos los informes policiales de la ciudad.

Más información

Además de las actas ya conocidas apuntan a la existencia de los llamados "protocolos de la vergüenza", los documentos dictados desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que prohíban el traslado al hospital de los residentes enfermos con COVID. La lectura de los informes policiales constata los problemas que tuvieron muchas residencias para que los servicios funerarios se hicieran cargo de los mayores que morían en los centros. El día 5 de abril de 2020 la Policía Municipal de Madrid acudió a la residencia Ballesol donde su directora relató a los agentes que necesitaba, de forma urgente, que se llevaran a los tres mayores que habían fallecido y que seguían en el centro. Una de las personas había muerto 48 horas antes y las otras dos el día anterior.

El 6 de abril en la residencia Amavir Puente de Vallecas la Policía Municipal hizo un relato parecido. En el acta que escribieron tras la visita decía "cuenta con tres fallecidos en el recinto. El más antiguo el día 5-04-2020 a las 8:00 horas". En esos primeros días de abril los agentes volvieron a encontrarse que desde la residencia Orpea Madrid Valdemarín pedían sudarios y "ayuda para retirar a los fallecidos en el menor tiempo posible". Y el 12 de abril, en la residencia para personas mayores Vallecas constataron que también tenían a un residente fallecido desde el día anterior.

"Mayores con trastornos cognitivos deambulando sin control"

Los agentes también se encontraron otro tipo situaciones. El 30 de marzo en la residencia Geriatel observaron que las zonas comunes se estaban utilizando porque había residentes con trastornos cognitivos y una persona sorda, muda y ciega que necesitaban no estar confinados. Ocho días después los agentes volvieron a visitar el centro y comprobaron que esas situaciones se habían corregido.

Los testimonios recabados por la policía confirman el abandono que sufrieron algunos centros. Por ejemplo, los agentes visitan la residencia "Rafael Alberti", en Moncloa, el 4 de abril. Allí sus responsable piden "urgentemente" equipos de protección. Y sentencian: "no se ha personado ni UME ni Comunidad de Madrid". "En definitiva", dejan por escrito, "nadie". No es un caso aislado, buena parte de las actas reflejan la falta de EPIs o mascarillas. En la residencia "Sagrado Corazón", el 31 de marzo, denuncian que "falta mucho equipo de protección" y que no les han proporcionado test "por lo que no se ha realizado ninguna prueba". El 6 de abril, en la residencia "Nuestra Señora de Montserrat" aún estaban usando "bolsas de basura" como EPIs y piden ser "auxiliados" con mas personal.

Pero no solo era una cuestión de falta de material. También en muchos centros tienen la sensación de estar solos. En la residencia "Santísima Virgen Y San Celedonio", el 3 de abril, constan 34 fallecidos y aseguran haber solicitado ayuda a las diferentes autoridades "no habiendo recibido ninguna contestación". Mas contundentes fueron en el 'Conjunto residencial las fuentes', en Hortaleza. Era ya 11 de abril, y sus encargados confirman que solicitaron a la Comunidad desinfección, test rápidos y un medico. No tuvieron respuesta.

Grabación de Carlos Mur declarando ante el juez por los 'protocolos de la vergüenza'

La sensación de abandono se mantiene en el tiempo. El 30 de Abril, casi dos meses después de comenzar la pandemia, el director de la residencia "Justo Dorado", remarca que "ha echado en falta apoyo institucional de la Administración pública" así como el establecimiento de protocolos bien definidos "y no que les genere contradicciones que les indujo a mucha confusión".

Los informes han generado este lunes reacciones en la oposición política. Rita Maestre afirma que demuestran que "la Comunidad de Madrid abandonó en lo peor de la pandemia a las personas mayores en las residencias". "Queda claro", dice, "la falta de protección para los profesionales y la aplicación de los protocolos de la vergüenza de Ayuso". Protocolos que la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento describe como una "sentencia a muerte". Maestre exige al alcalde Almeida "que se ponga del lado de la dignidad" y que haga públicas las actas para "terminar con esta opacidad cruel".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00