Ocio y cultura

El Museo de Bellas Artes de València reivindica al pintor Pedro Orrente en la sala dedicada al Barroco

‘Adoración de los Pastores’, ‘Carlomagno’ y ‘Godofredo de Bouillón’ se mostrarán para comprender mejor la pintura valenciana del Barroco

Adoración de los pastores, de Orrente / Museo de Bellas Artes de València

València

El Museo de Bellas Artes de València ha remodelado la sala 9 de su colección permanente dedicada a la pintura naturalista del Barroco con tres nuevas obras de Pedro Orrente (1580-1645), pintor que trabajó en València, tras su estancia en el norte de Italia, y renovó las nuevas técnicas y lenguajes pictóricos. En esta sala, además de las tres obras de Orrente, nunca expuestas con anterioridad, se han recuperado de los almacenes algunas obras maestras del arte valenciano del Barroco.

‘Adoración de los pastores’, adquirida en 2021 por la Generalitat, es una de las pinturas que se incorporan junto con ‘Carlomagno’ y ‘Godofredo de Bouillón’. Estas piezas se suman a las que ya se exhibían en el Museo: ‘Magdalena penitente’, ‘Bautismo de Cristo’ y “Martirio de Santiago el Menor”.

Pedro Orrente (Murcia, 1580 - València, 1645), conocido como “el Bassano español”, fue un artista de gran éxito en su tiempo, admirado como seguidor de las fórmulas de la célebre familia de artistas del Véneto, sobre todo en la realización de series de temas del Antiguo Testamento ambientados en frondosos paisajes. Vivió en varias ciudades y pasó una temporada en Venecia formándose y adquiriendo nuevos conceptos sobre la pintura que a su vuelta a España plasmaría en sus cuadros.

El naturalismo y el primer Barroco se desarrollaron en el reino de València gracias a las influencias llegadas de Roma y de la corte de Madrid, donde en torno a la decoración del monasterio de El Escorial se había definido el nuevo lenguaje artístico de la Contrarreforma. Este sustrato se enriqueció gracias a la frecuente presencia en València del murciano Pedro Orrente, que llegó a la ciudad después de su estancia en el norte de Italia y renovó el lenguaje pictórico mediante una decidida apuesta por el intenso realismo surgido de Caravaggio y gracias a una particular habilidad para la pintura de género que había aprendido en el taller de los Bassano. Las enseñanzas de Orrente fueron recogidas por pintores como Joan Ribalta o Urbano Fos, quienes dotaron de una gran personalidad a la pintura barroca valenciana.

En la nueva sala también se han puesto a disposición del público obras de Francisco y Joan Ribalta, y Urbano Fos, lo que para el director del Museo, Pablo González Tornel significa “afianzar la voluntad del Museo de fortalecer su carácter de referente internacional en artistas valencianos o activos en València”.

El director ha señalado que “la inclusión en las salas de la colección permanente de tres nuevas piezas de Orrente completa nuestra visión del pintor, que fue un genio del realismo de origen caravaggesco, pero también un maestro en la pintura de género, de carácter más amable”. El fortalecimiento de la presencia del artista de origen murciano en el Bellas Artes supone, según González Tornel “una mejor comprensión de la pintura valenciana del Barroco, que desde el naturalismo de Francisco Ribalta, evolucionó hacia posturas mucho más dramáticas como la de Jerónimo Jacinto de Espinosa”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad