Sociedad

14 denuncias por "pinchazos" a jóvenes en Castellón

La Guardia Civil confirma 38 comunicaciones de mujeres que afirman haber sentido este tipo de agresiones en la provincia

FESTIVAL ARENAL SOUND DE BURRIANA / Domenech Castelló (EFE)

Castellón

La Guardia Civil ha confirmado 14 denuncias en total en la provincia de Castellón por "pinchazos" a tres mujeres jóvenes. En total, las autoridades confirman 38 comunicaciones de mujeres jóvenes que afirman haber sufrido este tipo de agresiones, no obstante, solamente 14 han denunciado estos hechos a la Guardia Civil. Por el momento, las pruebas realizadas en todos los casos son negativas en sendos tests toxicológicos.

Los pinchazos: ¿Sumisión química, diversión, engaño, moda...?

Sin restar importancia a los casos que se han ido conociendo, lo cierto es que, de todos ellos, muy pocos han sido denunciados ante las fuerzas de seguridad o la Justicia.

En concreto, el MDMA es un alucinógeno que, como tal, produce un efecto energizante. O como ilustra el Plan Nacional sobre Drogas en su web, produce "estimulación mental, emocional y motora, sensación de bienestar y de aumento de fuerza y 'aguante' durante horas (que facilita la realización de ejercicio físico y el baile), así como un característico aumento de la percepción sensorial".

¿Puede denominarse esto sumisión química? Fuentes policiales consideran que los pinchazos que se han denunciado no pueden denominarse así, toda vez que en ningún caso se ha detectado una anulación de la voluntad de la víctima. Tampoco se ha comprobado que la consecuencia del pinchazo haya sido una posterior agresión sexual.

Por ello, las fuentes creen que deben diferenciarse ambas cosas. De todos modos, la Policía no baja la guardia y, se llame como se llame, insta a las víctimas a que denuncien esa agresión. Porque, sea como sea, lo que sí está claro es que es una agresión, dirigida mayoritariamente a las chicas.

Otros expertos dejan claro que, aunque no quieren rebajar la alarma, ya se ha demostrado en otros países que los casos han ido disminuyendo hasta desaparecer.

Una "moda", dicen, que en Francia dejó recientemente 400 denuncias, pero solo en dos casos se detectó alguna sustancia.

Y hay quien no descarta que, aprovechando la alarma, haya gamberros que se dediquen a pinchar con alfileres a jóvenes durante fiestas o festivales musicales.

Los protocolos y guías revisadas aconsejan llamar al 112, denunciar y acudir cuanto antes a un centro sanitario, donde se realizará sin demora un análisis toxicológico. Los facultativos valorarán si es necesario además activar el protocolo de profilaxis posexposición al VIH.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad