Sociedad

Nostra Terra celebra que les Corts haya aprobado recurrir por vía judicial el macroproyecto Magda: "Es una gran noticia"

Les Corts aprueban una enmienda que permitirá paralizar proyectos aprobados por el Gobierno central que no cuenten con el visto bueno del Consell

Energía fotovoltaica

La Asociación Nostra Terra ha celebrado la enmienda que se ha aprobado en les Corts, a instancia de Compromís, que permitirá paralizar proyectos aprobados por el gobierno central, pero que no tengan el visto bueno del Consell. "Es una gran noticia", han resaltado.

En el apartado número 3 se pide al Consell que, en caso de que el Gobierno central no cumpla los acuerdos de les Corts, se emplee la vía jurisdiccional para recurrir las autorizaciones que el gobierno central apruebe, según ha indicado la asociación en un comunicado.

Desde Nostra Terra han destacado que el proyecto Magda "hace meses que recibe informes desfavorables de diferentes organismos de la Generalitat, pero aun así el Gobierno central, a inicios de febrero, publicó una declaración de impacto ambiental favorable, el primer paso administrativo para materializar el proyecto".

Tras la aprobación, la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Energética, Isaura Navarro, consideró "inadmisible que prevalezca la decisión de Madrid por encima de los informes negativos que ha emes la Generalitat, que es quien tiene la competencia en la gestión del territorio".

Asimismo, para la organización, las medidas compensatorias que contempla la declaración de impacto ambiental "tampoco acaban de convencer": "No queremos medidas compensatorias, queremos que no se ejecute Magda", han manifestado, al tiempo que han denunciado que "es un modelo extractivista que no da ningún beneficio en el territorio y que está en contra de la voluntad de los habitantes".

DEFENDER A LOS CIUDADANOS

En este sentido, Terra Nostra ha asegurado que el acuerdo que se ha tomado en las Cortes es "esencial" y "una gran noticia", puesto que "refuerza el compromiso del gobierno autonómico por defender a los ciudadanos de macroproyectos que se diseñan en despachos, a muchos kilómetros de los territorios afectados".

La asociación afirma que el presidente de la Diputación de Castelló, Jose Martí, y la directora general de Industria, Silvia Cerdà, se han comprometido a apoyar a Nostra Terra si hubiera que recurrir a la vía judicial para frenar las posibles autorizaciones estatales al proyecto.

El presidente de Nostra Terra, Miguel Ángel Rodrigo, ha indicado que tienen la intención de "luchar por todas las vías posibles y tener el Gobierno Autonómico y a la Diputación Provincal a nuestro lado nos da fuerza y esperanzas".

REDUCCIONES "A MEDIAS"

La organización ha señalado que hace unos días diferentes empresas con proyectos fotovoltaicos en todo el país anunciaban reducciones considerables en la extensión de sus proyectos. Así, han subrayado que este es también el caso de Akuos, promotora de Magda, que anunció una reducción del 40 por ciento de la ocupación de los terrenos, es decir, casi la mitad de las 472 hectáreas previstas inicialmente.

Para Nostra Terra este es un mensaje que, "lejos de tranquilizar a la población, hace sospechar más todavía sobre la opacidad del proceso y las intenciones reales de la empresa a corto, medio y largo plazo". "Aunque se reduzca el proyecto continúa siendo un modelo de transición energética que no respeta ni el territorio ni a las personas", han apuntado.

"Mientras Akuo y otras empresas con proyectos similares en todo el estado anuncian que reducen hectáreas, son cada vez más los nuevos proyectos de parques de energías renovables que se presentan", han señalado.

OTRAS SOLUCIONES

En cuanto a las soluciones propuestas por el Gobierno, la asociación se mantiene "firme" en "no compartir argumentos como que las macroplantas son imprescindibles y la única solución al déficit energético en Castellón".

"Como siempre, pierden las zonas más despobladas y vulnerables del territorio. Nos escogen no por necesidad, sino por comodidad: el terreno rústico es barato, y la poca densidad de población favorece también una menor presión social contra el proyecto. Pero se equivocan por muchos motivos", han subrayado.

Entre los motivos, han destacado: la ocupación de zonas agrícolas en plena producción; los efectos "devastadores" de cambiar los cultivos por placas solares y la pérdida de población de los territorios cercanos debido a que con la instalación de las placas solares "será imposible vivir entre un mar de placas", entre otros.

Para la asociación Nostra Terra las alternativas viables son: la ocupación de terrenos donde realmente hay déficit energético y la ocupación de zonas antropizadas y de escaso valor ambiental, zonas industriales, infraestructuras viarias como autopistas, minas, vertederos donde, con un mínimo impacto, se puede producir energía fotovoltaica.

"Las macroplantas como la de Magda se diseñan en despachos a muchos kilómetros de aquí, por personas que no se plantean cuál es la realidad del territorio que pretenden ocupar: si hay cultivos, si vive gente, si se puede destruir el futuro de todas las personas que habitan el territorio", han denunciado.

En este sentido, han indicado que Magda es un ejemplo de libro de "cómo no queremos que se haga esa transición energética, asediando a la ciudadanía con mentiras y medias verdades. Mientras empresas como Akuo, con la excusa de paliar un hipotético déficit energético, elijan zonas rurales sin importar las consecuencias, esa transición será injusta e inadmisible".

Por ello, concluyen que seguirán luchando por una implantación "racional" de las energías renovables porque "creen en otro modelo de transición energética que haga partícipes a los ciudadanos de la producción y la gestión de energía".

"Aprovechar tejados, fomentar el autoconsumo de los ciudadanos, incentivar las comunidades energéticas locales, las cooperativas energéticas. Se puede producir energía en los tejados de las zonas residenciales, comerciales, industriales, deportivas, educativas, de edificios e infraestructuras públicas. Y si con todo esto no es suficientes, se puede recurrir a ocupar zonas rurales improductivas, sin afección al medio ambiente y las personas, y así no se perjudica a nadie", han finalizado.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00