Sociedad

La jornada laboral de cuatro días reduce el tráfico y la contaminación en València, pero perjudica al comercio y satura las urgencias médicas

Son algunas de las conclusiones del informe final para evaluar el resultado de la prueba piloto sobre la jornada laboral de cuatro días que afectó a un total de 360.000 trabajadores de València

Puesta de sol desde la torre del Miguelete en València / Sergio Formoso

El experimento sobre la jornada laboral de cuatro días que se llevó a cabo en los meses de abril y mayo en València perjudicó notablemente al sector comercial y sanitario de la ciudad. En concreto, los comercios disminuyeron sus ventas en un 20% durante este periodo y las consultas de atención primaria y los servicios de urgencias se vieron saturados.

Estas son algunas de las conclusiones del informe final que ha realizado el Ayuntamiento de València para evaluar el resultado de la prueba piloto que afectó a un total de 360.000 trabajadores de la ciudad.

20% menos de ventas en los comercios

Según el informe, el sector comercial ha manifestado haberse visto gravemente perjudicado, al disminuir significativamente sus ventas durante este mes. Según afirman sus representantes, a lo largo del mes bajaron las ventas en un 20%, pese a que la mayoría de los pequeños comercios decidieron abrir sus puertas.

Según las conclusiones del informe, el descenso de las ventas puede deberse a que el gasto de la ciudadanía pudo sufrir un trasvase desde el comercio al sector del ocio, al contar con un mayor tiempo libre.

En paralelo, también se apunta a que los ciudadanos han considerado el cierre de los comercios como un aspecto negativo de esta experiencia, lo que no ha ayudado a mantener la economía estable durante ese periodo. En concreto, el 11,7% de los encuestados reconoce este hecho como uno de los aspectos más negativos que ha tenido la experiencia.

De hecho, el sector hostelero y, en general, todas aquellas empresas dedicadas al ocio parecen haber sido las grandes beneficiadas por esta medida. Según se observa en los datos recabados a través de las encuestas realizadas a una muestra significativa de población, la ciudadanía afirma haber utilizado parte de este tiempo libre “extra” para salir a comer y/o cenar más fuera, además de para hacer algunos viajes internos.

De hecho, casi un 50% (49,7%) de quienes han disfrutado de la jornada de cuatro días afirma haber dedicado más tiempo del que dedica normalmente a comer fuera de casa. Así mismo, el 57,4% manifiesta haber pasado más tiempo en bares, terrazas o pubs.

Saturación de los servicios sanitarios

En el caso de los servicios sanitarios se observa un problema de saturación en el ámbito de atención primaria, que, a su vez, generó un efecto de congestión sobre los servicios de urgencias.

Según afirma el informe, se ha podido producir una sobresaturación en los servicios de urgencias médicas debido al cierre de los centros de atención primaria durante el periodo en el que se ha desarrollado el piloto.

Menos contaminación y más conciliación

En términos ambientales se evidencia que la jornada laboral de cuatro días podría contribuir a la pacificación del tráfico y que la calidad del aire ha sido mejor durante los lunes en los que ha estado vigente la experiencia piloto, habiéndose registrado un menor porcentaje de presencia de NO₂ en el ambiente.

La reducción de la jornada laboral ha mejorado la salud y el bienestar de las trabajadoras y trabajadores. Se confirma que el tiempo libre extra del que han gozado estas personas se ha invertido en el desarrollo de hábitos que resultan beneficiosos para la salud. Es decir, se ha dedicado más tiempo que en una semana con una jornada laboral de cinco días o 40 horas a hacer deporte, a descansar y a consumir alimentos preparados en casa.

La infancia constituye uno de los grupos más beneficiados por esta medida. Los hijos e hijas de las personas trabajadoras que han participado en la prueba piloto, además de haber pasado más tiempo con sus familias han disfrutado de más actividades de ocio y recreación que aquellos cuyos padres no han tenido la posibilidad de trabajar cuatro días.

Más allá de que los padres y madres pasen más tiempo en casa, más tiempo libre para los progenitores, en general, repercute positivamente en el capital educativo de los menores, reduce el estrés y genera mayor interacción familiar.

Este estudio pone de manifiesto las diferencias respecto a los roles de género que siguen presentes en nuestra sociedad en tanto que el tiempo extra del que han disfrutado hombres y mujeres participantes en esta experiencia se ha invertido de manera diferente. Solo a modo de ejemplo, las mujeres han cuidado más, mientras que los hombres han hecho más deporte.

Por último, la ciudadanía ha valorado notablemente esta medida (con una media de 7 puntos en una escala de 0/10) considerando, en un gran porcentaje, que tiene beneficios para la salud, que mejora la conciliación, enriquece la vida social y contribuye a genera impacto positivo sobre ciertas cuestiones relativas al entorno de trabajo.

Conclusiones

El informe acaba con la emisión de una serie de recomendaciones y consideraciones a tener en cuenta en el futuro partiendo de la teoría del cambio subyacente, poniendo el foco sobre los problemas que se busca resolver poniendo en marcha una medida de estas características.

Las más relevantes de estas recomendaciones hacen referencia a la necesidad de considerar que el modelo de reducción de jornada laboral se adapte a las especificidades de cada empresa, así como a que, en ningún caso, esta medida puede implicar una reducción salarial.

Por otra parte, se hace referencia a que la reducción de la jornada supone una oportunidad para la innovación organizativa y tecnológica, a la necesidad de mejorar y ampliar la oferta de prácticas saludables en el tiempo libre y a la necesidad de diseñar planes y programas orientados al fomento de la igualdad y la corresponsabilidad entre hombres y mujeres.

Diseño de la prueba y metodología del informe

El Ayuntamiento de València puso en marcha una iniciativa piloto respecto al funcionamiento de la jornada laboral de cuatro días en el conjunto de la ciudad durante cuatro semanas consecutivas en los meses de abril y mayo.

Para ello, se aprovechó que dos de los lunes del mes de abril y el primer lunes de mayo eran festivos, declarando un lunes más festivo y logrando así que durante estas cuatro semanas seguidas se diera la circunstancia de que la jornada laboral fuera de cuatro días.

Esta medida afectó a todas las trabajadoras y trabajadores que se desempeñan laboralmente en la ciudad. En total, 360.000 personas, de las que 176.000 eran mujeres y 184.000 eran hombres que trabajan, en su mayoría, en el sector servicios

Para obtener las conclusiones del informe se ha recurrido a fuentes de información cuantitativas, que se han complementado con algunas entrevistas a personas expertas en diversas materias.

Las principales fuentes de datos han sido una encuesta realizada sobre una muestra significativa de la población (2.100 personas) y toda aquella información recabada a través de los sensores que tiene desplegados por la ciudad la Oficina de Ciudad Inteligente del propio Ayuntamiento de València.

Reacciones

El Partido Popular pone el foco en los resultados negativos que ha supuesto la experiencia de la semana laboral de cuatro días para el comercio de la ciudad, como explica Paula Llobet, concejala de Turismo y Empleo.

Paula Llobet (Concejala Empleo) sobre los resultados del estudio sobre la jornada laboral de cuatro días en València

00:19

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1697533126663/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Mientras, Vox califica la experiencia como una "Ribobaba". Su concejal Pepe Gosálvez califica de normal que los trabajadores estén satisfechos con la iniciativa porque cobran lo mismo a cambio de estar menos horas en el tajo, pero considera que es una situación insostenible desde el punto de vista económico.

Pepe Gosálvez (Vox) sobre los resultados del estudio sobre la jornada laboral de cuatro días en València

00:52

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1697541894991/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En cambio, para Compromís los resultados han sido muy positivos porque se ha mejorado la calidad de vida de los ciudadanos. El exalcalde Joan Ribó recuerda que la lucha por los derechos laborales siempre ha ido acompañada de la reducción de la jornada de trabajo. Pide al gobierno del PP que continúe apostando por esta iniciativa y no solo se ponga en la mente de los empresarios.

Joan Ribó (Compromís) sobre los resultados del estudio sobre la jornada laboral de cuatro días en València

01:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1697541588198/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Pero los socialistas consideran que el camino más eficiente para favorecer la conciliación familiar y laboral pasa por jornadas intensivas razonables. Es lo que piensa Javier Mateo, concejal del PSPV.

Javier Mateo (PSPV) sobre los resultados del estudio sobre la jornada laboral de cuatro días en València

00:41

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1697533129735/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00