Sociedad

El TS desestima el recurso de una empresa valenciana que consideró vulnerado su honor por cierre de su cuenta de Facebook

La red social inhabilitó el perfil 'Mon Orxata' al considerar que se creó con datos falsos

07/07/2023 Fachada del Tribunal Supremo. Eduardo Parra - Europa Press / Eduardo Parra - Europa Press

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que rechaza que exista un derecho absoluto a tener presencia en las plataformas de redes sociales si no se cumplen las condiciones de uso establecidas por los proveedores de servicios. De este modo, el Alto Tribunal desestima el recurso de la empresa de horchata valenciana Món Orxata, que consideró vulnerado su honor por inhabilitación de su cuenta con el mensaje "cerrado permanentemente".

Los hechos se refieren a una cuenta abierta por esta empresa en 2010, que además abrió dos páginas en Facebook, con el nombre del perfil 'Mon Orxata, fecha de nacimiento 6 de mayo de 1978, edad 39, género masculino y domicilio Valencia, Comunidad Valenciana, España'. Tras recibir una denuncia anónima, Facebook inhabilitó en 2016 el perfil, eliminó el acceso al mismo y lo incluyó en una lista de control de cuentas falsas al considerar que se creó con datos falsos. Al buscar la cuenta en la red aparecía la expresión "cerrado permanentemente" al lado de un mapa con la ubicación de la empresa, recuerda el Supremo.

Un juzgado de Moncada desestimó en 2021 la demanda interpuesta por Mon Orxata, S.L. contra Facebook Ireland --ahora Meta Platforms Ireland Limited-- y Facebook Spain, S.L. por intromisión ilegítima en su honor, decisión que fue confirmada en mayo de 2022 por la Audiencia Provincial de Valencia al concluir que los datos proporcionados al abrir el perfil no se ajustaban a la realidad.

Ahora, el Tribunal Supremo coincide con esta decisión y desestima el recurso de la empresa en el que alegaba que Facebook había inhabilitado sin que constara previo aviso su cuenta, dañando su fama y reputación, ya que el mensaje "cerrado permanentemente" podía interpretarse como que el negocio había cerrado.

El tribunal considera justificada y legítima la inhabilitación del perfil en Facebook de la firma de Alboraia por no proporcionar su nombre real ni información veraz al crear su perfil y utilizarlo, además, con fines comerciales, en contra de lo prescrito en las condiciones establecidas por esta red social. En su sentencia, facilitada este viernes por el TS, la Sala señala que el mensaje de cierre, que aparece en el perfil, no constituye una intromisión ilegítima en su derecho al honor y que, a diferencia de lo que sostiene la recurrente, no comunica el cierre permanente de su negocio, sino de su perfil en Facebook.

"Desenfoca el tema"

Añade que "la recurrente, como dice el fiscal, desenfoca el tema". "Y, además, soslaya la doctrina que declara que la vulneración del derecho al honor de las personas jurídicas no se puede simplemente identificar con la reputación empresarial, comercial, o, en general, el mero prestigio con que se desarrolla la actividad". La sentencia, ponencia del magistrado Antonio García, indica que en la instancia se declara que no se ha probado nada de lo que la recurrente afirma en este punto.

"No hay prueba de que los usuarios que visitaban su perfil interpretaran que el negocio estaba cerrado. Ni de que recibiera numerosas llamadas de clientes y proveedores preocupados por la solvencia del negocio y por si habían cerrado. Ni tampoco de que se llegara incluso a poner en peligro una operación bancaria. La apreciación de Meta en este punto es correcta. La argumentación de la recurrente incurre en el defecto de la petición de principio al asumir, haciendo supuesto de la cuestión, que Meta comunicó que su empresa (negocio local), había 'cerrado permanentemente'", subraya la Sala.

Asevera que tampoco se ha declarado probado en la instancia que la recurrente sufriera, a consecuencia de lo ocurrido, daño en su identidad digital o perjuicio en la reputación on line de su empresa. Explica que la sentencia del juzgado recoge que, después de que su perfil se cerrara, esta empresa siguió disponiendo de medios para mantener su identidad corporativa y presencia en el mundo digital, puesto que, además de su propia página web, tenía dos páginas adicionales en Facebook desde los años 2010 y 2016.

"De ahí que no se asuma el argumento de la recurrente de que el cierre de su perfil provocó su invisibilidad y la pérdida de la historia o la memoria de la empresa, así como su relación con clientes e interesados en sus productos. Y que por ello se rechace, también, la producción de un daño en su reputación y prestigio", concluyen los magistrados.

Para la Sala, está claro que la recurrente infringió las condiciones de uso tanto al registrarse como al utilizar el servicio, ya que dichas condiciones exigen transparencia y veracidad en los datos de los usuarios, y establecen la obligación de abrir una 'página' si se desea utilizar el perfil o la biografía con fines comerciales.

Entrevista a Andoni Monforte, fundador de Món Orxata en 2017

Entrevista a Andoni Monforte, fundador de Món Orxata

08:05

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/004RD010000000297511/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00