SER Deportivos BenidormSER Deportivos Benidorm
Más deportes
Liga Asobal

El desacierto en la portería condena al TM Benidorm ante Anaitasuna

La Liga Asobal llegará la próxima semana a su fin con los benidormenses visitando al Granollers

Fue un sábado de emociones en el Palau d’Esports l’Illa de Benidorm, con la despedida, por esta temporada, del TM Benidorm de su afición y, estas ya definitivas, de ‘Samu’ Ibáñez, Filip Vujovic y Santi Barceló como jugadores benidormenses. Además, y este adiós merece una mención muy especial, también fue el último partido en el banquillo de Pedro Muñoz, eterno segundo entrenador de un equipo de balonmano al que llegó hace casi tres lustros, en Segunda Nacional, y del que ha sido testigo de cuatro ascensos y las diez temporadas en Liga Asobal que ya acumula en su historial.

Todos ellos, recibieron su merecido homenaje en los momentos previos a un choque contra Anaitasuna que acabó cayendo el lado navarro por 37-40 dejando así al Benidorm fuera de la pelea por acabar la competición, la próxima semana ante Granollers, entre los ocho mejores de la clasificación.

Más información

Con la ausencia de hasta cinco jugadores, incluido el portero polaco Krystian Witkowski por lesión, el partido entre benidormenses y navarros arrancó con el tradicional tanteo inicial, pero este apenas duró un par de minutos ya que los dos conjuntos, con el objetivo del top8 en el punto de mira, se lanzaron muy pronto a por el contrario.

Los primeros diez minutos (6-8) transcurrieron entre ataques muy rápidos marcados, sobre todo, por las imprecisiones en ambos lados de la cancha. Anaitasuna, algo más acertado en los pases y de cara a portería, obtuvo mayor premio pudiendo poner una ligera ventaja en el marcador.

Nacho Valles, director de orquesta y extensión sobre la cancha de Sergio Carballeira, no era capaz de encontrar el punto débil de un Anaitasuna que, sin hacer un juego brillante, parecía tener acorralados a los locales, obligando al técnico gallego a pedir un primer y muy temprano tiempo muerto en el minuto once del choque (6-9).

El movimiento funcionó, al menos, en parte. Con un juego algo más coral, el TM Benidorm taponó la herida y aprovechó un par de buenos ataques para llegar al minuto 15, de nuevo, metido en el partido (9-11).

En el otro lado de la cancha, en su último partido en el Palau, ‘Samu’ Ibáñez no estaba teniendo su tarde. Con sólo tres paradas en toda la primera mitad, daba la sensación de que a poco que el cancerbero almassorino encontrara la inspiración de otras tantas tardes, el TM Benidorm podría comenzar a hacer daño en las filas navarras.

Más información

Pero el cambio en la portería llegó en el lado del Anaitasuna. Enrique Domínguez sentó en el banco a Juan Manuel Bar (con las mismas dos paradas que su antagonista benidormense hasta ese momento) dando entrada a un Iñaki Martínez que en sólo diez minutos detuvo cuatro disparos haciendo llegar el partido, todavía muy abierto en su pronóstico, con un resultado de 19-20 al descanso.

Tras la reanudación, las cosas no cambiaron sustancialmente, pero el TM Benidorm sí supo meterle una marcha más al partido y en apenas seis minutos le dio la vuelta al marcador obligando al entrenador navarro a pedir tiempo muerto con 25-23 en el luminoso.

En un partido tan igualado como el que estaban protagonizando benidormenses y navarros, cualquier cambio, por mínimo que fuese, podía suponer una gran diferencia y ese tiempo muerto supuso, precisamente eso: el revulsivo que los pamplonicas precisaban.

Su reacción fue relativamente tímida pero sus acometidas sobre la portería de un ‘Samu’ Ibáñez que definitivamente no tenía su noche, permitió que los visitantes alcanzaran el ecuador de esa segunda mitad con empate a 31 en el marcador, lo que da buena muestra del gran acierto ofensivo del equipo local.

Y entonces sucedió lo impensable. Con ‘Samu’ visiblemente tocado en lo anímico, a Sergio Carballeira no le quedó otra que dar salida a la cancha al jovencísimo Miquel Alvado buscando, al menos, una reacción que no supusiera que el TM Benidorm se quedara fuera del partido a poco que se fallaran dos ataques seguidos.

Con el hombre de la cantera bajo los palos y con 33-34 en el marcador comenzaron los diez minutos que iban a decidir todo el asunto. También Enrique Domínguez movió su portería, volviendo a dar entrada a Juan Manuel Bar que, ahora sí, ‘rompió a parar’ y permitió que Anaitasuna, en un final nada brillante por otra parte, acabara haciéndose con el triunfo por ese resultado final de 37-40.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00