Últimas noticias Hemeroteca

Prohibidas las actuaciones musicales durante las fiestas de Chueca

El Ayuntamiento no va a permitir que se celebren conciertos en la plaza de Chueca durante las fiestas del Orgullo Gay. Algo que para Antonio Poveda, presidente de la Federación Española de Lesbianas y Gays, es "cargarse los festejos"

La Asociación de Vecinos de Chueca ha cumplido su amenaza y ha presentado un recurso contencios-administrativo

El área de Gobierno de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid ha prohibido a los organizadores del Orgullo Gay la celebración de ningún tipo de espectáculo o actuación musical en la plaza de Chueca, según ha informado el presidente de la Federación Española de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Antonio Poveda.

La resolución de la autorización sobre los niveles acústicos permitidos en las fiestas, que se celebrarán entre el 29 de junio y el 3 de julio, ha sido enviada este mismo jueves por el departamento que dirige Ana Botella a los organizadores. Así, según la FELGTB en dicha resolución se "impide la realización de actividades sonoras en la plaza de Chueca", por lo que sólo estará permitido el tradicional pregón, cuya finalización había adelantado la organización de motu propio a las 23 horas. "Pero en ningún caso podrá haber actuaciones musicales", ha insistido Poveda.

A juicio de los organizadores, esta decisión supone un "intento de cargarse las fiestas del barrio" ya que la plaza de Chueca es "el símbolo, el corazón" de las mismas, por lo que el MADO (en el que están tanto la FELGTB como Cogam y Aegal) ha solicitado ya una reunión con el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, para intentar negociar algún tipo de solución más satisfactoria para ellos, y esperan que el encuentro se realice "el lunes o el martes, como mucho, porque las fiestas ya están ahí".

Además, en la resolución también se reduce a 90 decibelios el máximo autorizado a partir de las 23 horas en el resto de lugares de Chueca donde sí hay autorizadas actuaciones musicales, un nivel que para Poveda es "bastante bajito" y "difícil de mantener". "Esperemos que esto se pueda solucionar. Vamos a reunirnos las tres organizaciones con toda la rapidez que podamos para estudiar detenidamente y valorar esta resolución municipal, pero nos parece un informe técnico con el que no estamos de acuerdo. Es frustrante y no lo entendemos, y desde luego nos deja perplejos el no poder realizar actuaciones en la plaza simbólica de las fiestas del Orgullo", ha insistido.

A los tribunales

Los vecinos de la zona no quieren discotecas callejeras, no quieren ruido, en definitiva no quieren que se repita lo que ocurrió el pasado año, tres días consecutivos en los que, según la Asociación de Vecinos de Chueca, se llegaron a alcanzar hasta 110 decibelios durante la madrugada, muy por encima de los 80, que se habían autorizado.

Por eso, se les ha agotado la paciencia y han decidido acudir a los tribunales presentando un recurso contencioso-administrativo contra el Ayuntamiento. Los denunciantes pretenden que un juez paralice la autorización de las fiestas, es decir, que sea la justicia quien decida si deben celebrarse o no las fiestas del Orgullo. "El Ayuntamiento no nos ha respondido, no tenemos ninguna garantía de que se van a respetar la ordenanza del ruido. Por eso hemos pedido amparo judicial", apunta el Presidente de los vecinos del barrio de Chueca, Esteban Benito.

Restricciones desconocidas

Hace días los organizadores mantuvieron un encuentro con los responsables del área de medioambiente para comunicarles su intención de protagonizar unas fiestas menos jaleosas y más culturales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?