Viernes, 01 de Julio de 2022

Otras localidades

Una webcam en la ducha del hotel

Un grupo de turistas encontró una cámara en la ducha de su hotel, ahora temen que esas imágenes estén colgadas en Internet

Unos turistas madrileños encontraron una cámara en la ducha de su hotel de Barcelona

Unos turistas madrileños encontraron una cámara en la ducha de su hotel de Barcelona

Lo denunciaron en agosto del 2010 tres turistas madrileños en un hotel de Roses. Uno de ellos vio un esparadrapo en la rejilla de ventilación y vio que había una webcam escondida, en marcha y enfocada a la ducha. Avisaron al personal del hotel y al día siguiente presentaron denuncia ante los Mossos de Esquadra, que creen que el sistema podría llevar semanas instalado.

El juzgado número 1 de Figueres investiga esta denuncia de los tres turistas madrileños. Las víctimas solicitan penas de cárcel y una indemnización de 60.000 euros por daños morales, ya que uno de los afectados -la única mujer- se ha obsesionado con la posibilidad de que se hayan colgado vídeos suyos en internet, por lo que sigue tratamiento psicológico, según fuentes de la investigación.

Los hechos tuvieron lugar a mediados de agosto de 2010 en el hotel San Marc de Santa Margarida, en Roses, a donde acudieron a pasar tres días una pareja y el hermano de uno de ellos.

La chica se duchó por la mañana sin percatarse de nada y fue por la noche cuando, después de cenar, su pareja se duchó y vio en la rejilla de ventilación un bulto cubierto por una cinta aislante que, al sacarla, descubrió una cámara oculta que disponía de un piloto rojo que confirmaba que funcionaba en aquel momento.

Los turistas se pusieron en contacto con los Mossos d'Esquadra que, al llegar, comprobaron que el dispositivo estaba en marcha, según las fuentes. Los agentes averiguaron posteriormente que la cámara se había instalado a mediados de julio por las declaraciones de una de las mujeres de la limpieza, sin que pudiera concretarse la autoría de los hechos.

Los demandantes han solicitado procedimiento penal, que puede representar para el autor del delito una pena de dos años de cárcel y 20.000 euros de indemnización para cada uno de los turistas.

En estos momentos el caso está en fase de instrucción y hasta el momento ha declarado uno de los administradores del grupo al que pertenece el hotel y está previsto que el mes que viene lo hagan también la antigua directora, la gobernanta, el responsable de informática y los recepcionistas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?