Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

Otras localidades

La investigación interna avala la gestión del Ayuntamiento en la tragedia del Madrid Arena

Ana Botella ha presentado el informe en una comparecencia sin preguntas

La investigación concluye diciendo que Madrid Espacios y Congresos hizo un informe de seguridad previo a la fiesta y sólo encontró "desperfectos de carácter menor". La policía municipal no actuó porque no se pidió su intervención en el interior del edficio. El personal de seguridad contratado para el evento había precintado, por su cuenta, dos puertas de acceso de la pista a los vomitorios

El informe exonera, claramente, al Ayuntamiento de Madrid de cualquier responsabilidad.

Para empezar, se deja claro que Madrid Espacios y Congresos se sujeta para la gestión de su patrimonio a lo dispuesto en el derecho privado, con lo cual "no se aplica la obligación legal de exigir al contratista acreditación de estar al corriente del pago en sus obligaciones tributarias". También explica por qué el edficio Madrid Arena no necesitaba licencia urbanística.

Sobre el tema de seguridad, Madrid Arena cuenta, según éste informe, con un Plan de Autoprotección. La empresa organizadora del evento aceptó en el contrato asumir los servicios de seguridad, y Madrid Espacios y Congresos realizó, incluso, un informe previo a la fiesta para ver cúal era el estado de las instalaciones. Sólo se encontraron, según el informe,"desperfectos de carácter menor", a pesar de que se miraron cuestiones como la protección contra incendios.

Hasta las 3 de la mañana, una hora antes de la tragedia, "no existe ningún aviso de alarma por parte de la empresa organizadora sobre la aglomeración de público, ni dentro ni fuera del recinto", relata el informe. Anteriormente se había detectado que "dos puertas de acceso de la pista a los vomitorios habían sido precintadas por personal de seguridad contratada para el evento".

Diviertt aseguró en su petición de evento que el acto iba a congregar entre 4.000 y 6.000 personas. Muchas menos de las que hubo finalmente. Madrid Espacios y Congresos le comunico a la empresa el aforo máximo permitido: 10.620 personas. Sin embargo, seis horas después de la tragedia a través de un SMS el organizador del evento aseguró que había metido en el recinto a 9.650 personas. El mensaje añadía que el aforo máximo que le había permitido el Ayuntamiento era de 12.000".

La policía municipal sí tenía como función evitar el botellón

La alcaldesa aseguró, hace una semana, todo lo contrario. Dijo que no se podía realizar ésta tarea por las características topográficas del terreno.

Sin embargo, según el informe, las funciones asignadas al operativo municipal allí desplazado, y formado por 30 efectivos, "consistían en la regulación y ordenación del tráfico, evitar la venta ambulante y el consumo de alcohol en la vía pública, y la reventa de entradas". Se señala que si en algún momento se hubiese pedido la intervención de los agentes en el interior del recinto se hubiera acudido e, incluso, se hubiera llamado a los efectivos desplegados en otros puntos de Madrid.

De éste informe, desde luego, se desprende que hubo una auténtica descoordinación entre las distintas empresas de seguridad que actuaban en el recinto, el Samur y la Policía Municipal. La Policía Municipal recibió la primera llamada de aviso a las 4 de la madrugada. El Samur estaba realizando una maniobra cardio-respiratoria a una joven que estaba tendida en el suelo. Minutos después entraron dos llamadas más. Se alertaba de la existencia de más jóvenes con problemas respiratorios.

La jefa del dispositivo de la Policía Municipal preguntó qué estaba ocurriendo a un vigilante de seguridad que estaba en la entrada, que manifestó, según se relata en el informe, que "no tenía conocimiento de ningún incidente". Se desplaza con él al túnel donde está el botiquín y constata que allí hay siete ambulancias del SAMUR y un todoterreno. Se está atendiendo a tres personas. Antes de retirarse el agente observa que el concierto se desarrolla con normalidad.

A las 4:10 ya hay dos personas fallecidas. Dice el informe que "no consta que el vigilante de la empresa Seguríber, que según el plan de vigilancia se encontraba destinado en el centro de comunicaciones del Madrid Arena, comunicase incidencia o emergencia apreciada a través de las cámaras".

Botella asegura que es un informe "riguroso"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?