Sociedad

Ninguna parte

Lo ha dicho el alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya: el de Jaén es el tranvía a ninguna parte. Ninguna parte es el mismo sitio al que llegó el tranvía de Vélez hace ya un año por decisión también de su alcalde, Francisco Bonilla. Y a ninguna parte se dirige con traviesas firmes uno de los tramos del metro de Málaga, como consecuencia del conflicto que mantiene la Consejería de Fomento y el consistorio sobre la decisión o no de soterrar el suburbano por el tramo más céntrico de la ciudad.

Ninguna parte empieza a ser uno de los destinos estrellas de la red ferroviaria andaluza. Si antes todos los caminos conducían a Roma, ahora en Andalucía todas las traviesas conducen a ninguna parte.

Más información

Ninguna parte es al tranvía lo que las empresas son al nuevo edificio de incubadoras de empresa que se inauguró hace un año en Málaga. O sea, la nada. Este edificio, que atiende al rimbombante nombre de Promálaga Excelencia, costó cuatro millones de euros levantarlo y ha logrado atraer a dos empresas desde su puesta en funcionamiento. Para su construcción, el Ayuntamiento pidió dos créditos al Ministerio de Economía que ahora se los reclama.

La devolución del primer crédito lo solicita la Administración Central al entender que el Ayuntamiento de Málaga vulneró el principio de concurrencia a la hora de licitar el proyecto. En previsión de perder el dinero, Promálaga solicitó un segundo préstamo que también recibió. El problema es que lo pidió para la adquisición de equipamiento y lo dedicó a pagar el coste del edificio.

Habrá que esperar a conocer como se sustancian los recursos interpuestos por el consistorio para no tener que devolver esta inversión, ya que difícilmente se puede devolver el edificio. Devolver, alquilar o subastar los tranvías son las soluciones que proponen los consistorios andaluces que tienen trenes a ninguna parte. Por cierto, ninguna parte es el lugar exacto hacia donde nos dirigimos tras haber dilapidado las arcas públicas con inversiones fallidas y proyectos sin sentido.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00