Martes, 07 de Febrero de 2023

Otras localidades

Una decisión (in)esperada | 26-06-2013

El paso atrás de Griñán a sus 67 años era previsible, estaba en la hoja de ruta. Pero no tan pronto, apenas 15 meses después de haber mantenido contra pronóstico el gobierno de Andalucía. Su decisión ha descolocado a todos con un golpe de efecto que probablemente necesitará una digestión más pausada para conocer su verdadero alcance.

El hecho de comunicarlo a la dirección federal tan sólo 24 horas antes de hacerlo público, deja entrever que su decisión ha sido madurada desde Andalucía, pero no consensuada con Madrid. Por el contrario, pone a Ferraz en una encrucijada al marcarle el paso de la renovación generacional después de que Rubalcaba y él pactaran no hablar de primarias hasta el tramo final de la legislatura. Resulta indudable, en cualquier caso, que Griñán, más allá de la renovación, busca mayor cohesión interna en Andalucía a través de una transición rápida que evite abrir en canal a la federación más numerosa del PSOE. Por eso ha convocado este jueves a su ejecutiva regional. La voluntad de Griñán, manifestada recientemente en público, pasa por activar un proceso de primarias que en el mejor de los casos podría culminar durante el mes de julio después de convocar al comité director, máximo órgano entre congresos. De esta forma, los socialistas andaluces afrontarían el nuevo curso político a la vuelta del verano con un candidato elegido por la militancia, que sólo tendría que afrontar el temido problema de la bicefalia, del que ya advirtió el propio Griñán cuando asumió en 2009 la presidencia de la Junta sin ostentar el liderazgo del PSOE andaluz.

La mayoría de los secretarios provinciales -no todos con la misma intensidad- apoya la decisión de Griñán y ve en Susana Díaz, una mujer de 38 años con gran experiencia orgánica, líder del potente PSOE de Sevilla y actual consejera de la Presidencia, la candidata ideal para relevar al presidente y optar a las elecciones autonómicas de 2016. Con todo, no se puede descartar que surjan más candidatos, siempre que logren obtener el 15% de los avales necesarios para formalizar una candidatura.

Las encuestas dicen que el PSOE aguanta en Andalucía mejor que en el resto de España, pero señalan un considerable aumento de Izquierda Unida, socio de gobierno en la Junta, que acaba de cerrar con éxito su renovación orgánica. El contexto social es muy duro, con el paro desbocado, una evidente asfixia presupuestaria, la pesada losa del caso de los ERE irregulares y una creciente desafección ciudadana hacia la política.

Griñán da un paso atrás para que el PSOE andaluz coja impulso y se vuelva a situar a la vanguardia en España, evidenciando que es posible otra forma de hacer política. Los próximos días serán claves para determinar si su inesperada decisión se revela como un ejercicio de audacia o introduce un factor de hipertensión inasumible para un PSOE extremadamente débil.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?